Compartir
Publicidad
Publicidad

El poder cubriente de Essence a examen

El poder cubriente de Essence a examen
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tres productos a prueba: maquillaje, coverstick y polvos compactos minerales. Todos de Essence y examinados bajo la lupa de Arrebatadora. Al utilizar estos productos, en general, les pedimos que camuflen defectillos, que nos den un tono y un acabado uniforme.

De poco sirve que lleves unos ojos espectaculares o unos labios increíbles si tu fondo de maquillaje deja mucho que desear. Por eso, vamos a analizar el poder cubriente de estos tres productos sobre las imperfecciones de la piel.

Primero, os presento los productos. Essence tiene cuatro tipos de maquillaje, que los podemos clasificar en natural, mate, mousse y en polvo. El que yo he probado es el primero, se llama Soft & Natural, en teoría es un maquillaje de larga duración que esconde las imperfecciones de la piel. El tono utilizado es el 03 (Beige Médium).

El coversitick, en forma de barra de labios es bactericida y calmante, apto para pieles sensibles. El tono utilizado es el 02 (Matt Beige)

Y por último el polvo compacto mineral, de textura bastante sedosa y fina, y en teoría, enriquecido con minerales. Mi tono es el 01 (Natural Beige).

Decidí hacer la prueba de cobertura en una de mis zonas más problemáticas del rostro: la nariz, con sus poros, sus venitas sobre las aletas… en fin, una zona complicada, pero que muchos maquillajes camuflan sin problemas.

La aplicación paso a paso

En la foto, podéis ver cuatro pasos. El primero es mi nariz tal cual, después de realizar la rutina de limpieza exfoliación e hidratación. El segundo paso es mi nariz tras haber aplicado el maquillaje Soft & Natural. El resultado no está mal, los poros se camuflan levemente, y las venitas algo más. No es el maquillaje de mi vida, ni mucho menos, pero podría pasar para si lo que quieres es un resultado muy sutil que unifique un poco.

El paso 3 es tras haber aplicado el coverstick. Las venitas se camuflan un poco más, pero sobre los poros no hace demasiado. No me gusta mucho, es un solo tono para unificar diferentes imperfecciones. La textura es un poco gruesa para notar poca diferencia. Como antiojeras tampoco me gusta por eso mismo, por la textura que no se llega a absorber bien y queda como en la superficie.

El paso 4 es el resultado final, y es quizá el peor. Apliqué los polvos minerales con una brocha grande y suave, pero el resultado no me satisfizo mucho. En las zonas donde había aplicado el coverstick, los polvos se quedaron apelmazados, pegados, haciendo más visible esa zona. Por lo demás, el resultado es poco luminoso y aterciopelado, son demasiado apagados para mi gusto.

Vamos, que fui de más a menos. Al maquillaje le doy un pase. No engrasa la piel, y puede venir bien como base ligerita, además se extiende bastante bien. El coverstick no cubre todo lo que debería, aunque su resultado es medio aceptable siempre que no le eches los polvos compactos encima.

Los polvos, pese a esa textura sedosa y finita, fueron los que menos me gustaron. Dejaron mi cara sin luz, y no se llevan nada bien con el coverstick.

En Arrebatadora | Look ahumado de Essence (I): los productos , Rímel No Limits de Essence, en el banco de pruebas , La ventaja de las brochas integradas en el maquillaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos