Compartir
Publicidad
Publicidad

Time Reset de Redken, champú y mascarilla

Time Reset de Redken, champú y mascarilla
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Tras el éxito del champú de Kérastase, me lancé a por otro producto de salón, en este caso de Redken. Quiero contaros mi experiencia con el champú y la mascarilla de la firma estadounidense afincada en Nueva York, y su gama Time Reset. Dicen que está pensando para el cabello maduro, pero no me ha importado.

Esta gama está destinada a los cabellos castigados, a los cabellos que ya tienen unos años, centrándose en dar mayor porosidad y evitar el debilitamiento. Sus funciones con restaurar el paso del tiempo y las agresiones que hayamos cometido, mucha piscina de verano o invierno, tintes, plancha o secador diario. En mi caso, además, un producto para mejorar la calidad de un cabello sin brillo y sin tanta fuerza no creo me hiciera mal, aunque no tenga una edad madura.

El champú Time Reset de Redken


Este champú, además de su función básica de limpieza, restaura la cutícula y la tasa de lípidos para ayudar a los cabellos debilitados. Se centra en varios signos del envejecimiento capilar: desde la pérdida de fuerza, la elasticidad, el brillo… pasando por la caída especialmente, el cabello débil.

Es verdad que ha pasado el otoño, estamos en invierno, y el pelo entre gorros, sombreros, aire, lluvia, humedad, sufre. Su función clave es fortalecer y ayudar a esos cabellos más débiles pero no he terminado de notar el trabajo. Sí, se me cae menos y es verdad que brilla más (combinado con la mascarilla el efecto se nota el doble), pero dado que no tengo el pelo débil o sin fuerza, ese punto no he podido comprobarlo.

Queja, ninguna. Lo he estado usando tres veces a la semana. El bote de champú es de 300 ml, perfecto para un tramiento a corto medio plazo.

MascarillaTime Reset de Redken



Me gusta mucho más que el champú. De hecho, el champú se me ha acabado y sigo con la mascarilla. La hidratación es su máxima. Además de aportar un extra de brillo que nota a la primera aplicación.

Hay que dejarla actuar con el cabello mojado cinco minutos. Bueno, quizá no sea el uso más correcto, pero a diario la dejo actuar dos o tres minutos, y una vez más al mes sí me paseo por casa con la mascarilla puesta hasta los 15 minutos recomendados (entre cinco y diez, allá cada con su tiempo).

Se nota el día extra el brillo, lógico, pero lo que consigo es alargar el uso del producto y que el pelo brille a diario sin tardar tanto tiempo.

Otra de las funciones de la mascarilla es mejorar la elasticidad del cabello. El pelo rizado se enreda y mucho, pues desde que me aplico este tratamiento lo noto menos, un cambio casi tan sustancial como el del brillo.

Como todas la mascarillas el aspecto es cremoso. El color, lavanda. Y el olor, espero que os guste el olor de los productos de peluquería, me recuerda a un salón de belleza, pero suave, fruto de la flor de la camelia.

La mascarilla es de 250 ml y cunde muchísimo.

No sé si alguna de vosotras está utilizando este tratamiento, pero os lo recomiendo. Si no tanto el champú, que sí, pero ahora me he pasado a una guerra de champús de rizos y no voy a seguir con éste, sí la mascarilla.

Más Información | Redken
En Arrebatadora | Cómo cuidar tu cuero cabelludo, Garnier Fructis Hidra-Rizos y Aqua Gel Hidra-Rizos, mi elección

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos