Compartir
Publicidad

Probamos los labiales L'Absolu Lacquer de Lancôme, solo para labios atrevidos

Probamos los labiales L'Absolu Lacquer de Lancôme, solo para labios atrevidos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocos productos de maquillaje alegran tanto el rostro como un buen labial, sobre todo si se trata de un potente tono y de un acabado brillante. Las nuevas barras de labios de Lancôme, las L'Absolu Lacquer, son de esas barras que logran levantar cualquier look gracias a su brillo de efecto lacado. Hoy te contamos nuestra experiencia.

Estos labiales poseen una fórmula ligera y ultra fina y destacan sobre todo por su acabado lacado. Los tonos van desde colores nude a colores vibrantes, en total dieciocho labiales entre los que será dificil escoger un solo tono.

Además se trata de unos labiales modulables, es decir, se pueden usar de tres formas para lograr tres looks diferentes:

  • Una capa para un look luminoso natural

  • Dos capas para un look sofisticado con un acabado efecto lacado

  • Tres capas para un look ultra brillante

Evidentemente cuantas más capas apliquemos los labios se verán más saturados de color e intensos, pero bueno esto es algo que por lo general ocurre prácticamente con todos los labiales.

Como podéis ver su packaging es elegante en un intenso negro jugando con un degradado al final del envase donde se puede apreciar el tono elegido.

Nosotras hemos probado los tonos '515 Be Happy', un rojo anaranjado y el '378 Be Unique' que se trata de un rosa fucsia. Ambos me parecen perfectos para crear maquillajes refrescantes este verano e incluso para jugar con ambos tonos creando labios bicolor ya que me parecen que casan genial.

Nuestra experiencia

El efecto vinilo sobre los labios siempre me ha parecido muy interesante siendo los tonos rojizos los que más me atraen sobre todo pensando ya en looks de verano, pero también es cierto que este tipo de acabados no suele ser muy duradero y la textura tampoco es la más cómoda ya que por lo general suelen pecar de pegajosos. Algo que pretenden evitar estos labiales ya que están formulados con aceites esenciales e ingredientes hidratantes para que el labio esté cómodo en todo momento y por supuesto hidratado.

Una vez aplicados notamos como su textura es bastante gruesa, densa y se adhiere perfectamente bien, notando que el producto está en su sitio, algo importante a tener en cuenta ya que no mola nada ponerse un labial y notar que se puede salir por todos lados, la verdad.

Img 0658

Como muchos otros aplicadores que encontramos en el mercado, éste también es en esponjita. La aplicación se hace muy sencilla y logra ser precisa gracias a la forma su aplicador que acaba en punta, así es mucho más sencillo contornear o perfilar los labios.

En cuanto al tema de la durabilidad podemos decir que es uno de sus fuertes, sobre todo tratándose de una textura cremosa. Evidentemente no le vamos a pedir la alta durabilidad como la de los labiales mates pero como ya os digo para ser un acabado brillante se asienta muy bien el producto.

Además estos labiales actúan de dos formas, por un lado aportan mucho brillo y por otro actúan como un tinte por lo que una vez vaya desapareciendo el brillo (bien por comer o pasarnos un pañuelo) los labios aún siguen teniendo color porque se quedan teñidos como si de un tinte para labios se tratase.

Sw1a

Si nos aplicamos el labial y no comemos o bebemos nos va a aguantar bastante bien unas horitas perdiendo intensidad de forma progresiva y sin crear parches.

En definitiva son unos labiales que merecen mucho la pena si lo que se busca es un acabado jugoso y brillante sin renunciar a una más que digna durabilidad. Su precio es de 33,50 euros.

El producto fue facilitado para la prueba por Lancôme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.

Más Información | Lancôme
En Trendencias Belleza | Probamos la nueva colección de Collistar inspirada en el café: Collezione Caffè

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos