Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos la máscara de pestañas The Max Volume Flash de Rimmel London

Probamos la máscara de pestañas The Max Volume Flash de Rimmel London
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Carolina L – Arrebatadora.com

Nunca el envase de una máscara de pestañas me pareció tan de juguete. A punto estuve de no comprarla pero bueno, le di una oportunidad ya que buscaba una máscara de pestañas a un buen precio.

La máscara The Max Volume Flash de Rimmel principalmente promete máximo volumen, en su envase llega a afirmar que éste se ve multiplicado x14, pues sí que tiene que dar volumen pensé...

El volumen es la característica que más busco en una máscara, también me gusta que alarguen pero como mis pestañas ya son largas de por sí con que me proporcionen volumen me resulta más que suficiente.

Es por ello que me fijé en esta máscara, pero una vez vistos los resultados, ya os anticipo que su nivel de volumen no es tan alto como se anunciaba, y mucho menos un efecto multiplicado x14, sin duda una publicidad exagerada.

Entre sus ingredientes se encuentra el colágeno para dar volumen y la keratina cuya función será suavizar y reforzar las pestañas.

El cepillo es grande como le suelen tener todas las máscaras que prometen volumen aunque como podéis ver no es tan grueso como el cepillo de la máscara de Too Faced o la Dior Show. Por otro lado las cerdas del cepillo están bastante separadas y no es muy flexible.

dsc_1754.jpg
Carolina L – Arrebatadora.com

Mi experiencia con The Max Volume Flash de Rimmel London

Nada más aplicar mi primera capa de máscara me he dado cuenta que es perfecta para conseguir unas pestañas increiblemente definidas y separadas pero no lo es tanto si queréis volumen o largura. El efecto es de unas pestañas muy separadas, casi una a una pero se ven muy finitas con un efecto muy natural.

En la segunda aplicación ya las pestañas se han visto con algo más de volumen y largura pero ni comparación con otras máscaras, aún así en esta aplicación ha mejorado bastante.

No es hasta la tercera aplicación del producto cuando realmente he visto volumen y largura, ya que es cuando se van engrosando las pestañas gracias al producto, aún así como ya he dicho su resultado difiere bastante en comparación con otras mácaras.

Tras estas tres aplicaciones he descubierto que mis pestañas no se ven casi curvadas, es más, tras aplicar tanto producto mis pestañas de la mitad hacia el exterior se me ven demasiado rectas, probablemente esta cuestión se deba más a la cantidad que de la propia máscara en sí.

A su favor decir que ni se forman grumos ni se va desprendiendo bajo el parpado, algo muy importante en una máscara. Se elimina perfectamente con un poco de agua y jabón por lo que no es especialmente necesario un producto específico para retirarla. Y si lo que buscas es naturalidad en las pestañas con gran definición esta puede ser una gran opción a precio low cost.

Lo que está claro es que es una máscara para trabajarla y por supuesto para rizar antes las pestañas con el rizador. Si queremos lograr volumen y largura hay que insistir en la aplicación y no tener demasiada prisa ya que con una sola aplicación conseguimos mucha naturalidad por ello esta máscara la veo más para utilizar por la mañana o si deseamos simplemente un efecto poco cargado. Por 6,5 euros, que es su precio, poco más le podemos pedir.

En Arrebatadora | Máscara de pestañas Volume’Express de Maybelline, mi experiencia, Probamos la máscara de pestañas Big Eyes de Eyeko

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos