Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos la máscara de pestañas Big Eyes de Eyeko

Probamos la máscara de pestañas Big Eyes de Eyeko
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Buscando la máscara de pestaña probablemente hemos gastado más dinero y tiempo que en cualquier otra cosa, no es fácil decidirse entre tantas alternativas. Hoy os contaré mi experiencia con la máscara Big Eyes de Eyeko, lo que temo servirá más para aumentar la confusión que para aclararos las cosas: esta es otra buena alternativa.

La máscara Big Eyes

Según su web, Big Eyes nos ofrece alargar, rizar y espesar las pestañas, con una sola pasada de cepillo o goupillon (palabra francesa que significa escobilla). La fórmula contiene aceites naturales y siliconas con pantenol para prevenir las roturas y promover el crecimiento de las pestañas.

Comencemos por lo que siempre dejamos al final: el precio. En este momento en la web oficial vale 10.50 euros, que si bien no es caro, tampoco es realmente barato (mi favorita, la Masterpiece, vale alrededor de 15 euros). Y el rimel contiene 8 ml y dura abierto los 6 meses habituales.

Es posible que lo primero que llame la atención sea el envase, de pasta de dientes y no el tubo usual. Aparentemente es así para que sea más fácil sacar hasta la última gota de rimel, pero también pueden causar un desastre: si se apreta demasiado se puede salir todo el rimel.

¿No os parece extraño el cepillo de la foto inferior? Las cerdas forman una espiral, en que las vueltas están bastante separadas. Yo estoy más acostumbrada a los cepillos tupidos (como el de la Hypno Gloss de Essence) y a los que tienen pequeñas puntas de goma (como el de la Masterpiece de Max Factor o la Maximum Definition de Essence), así que este fue toda una sorpresa.

goupillon.png

En cuanto al producto en sí, si buscáis un negro intenso y mate, esta puede ser vuestra máscara. El color es muy oscuro, aunque en mi caso casi no hace diferencia alguna porque tengo vellos casi negros. Su textura es bastante espesa, de modo que es muy fácil que aglutine las pestañas y terminéis con 4 patas de araña, algo así como los ojos de un dibujo manga.

Mi experiencia con la máscara Big Eyes

He superado mi pánico escénico para mostraros el efecto de Big Eyes en las pestañas. En ambas fotos no llevo nada en el lado izquierdo, y solo un par de pasadas de Big Eyes en el lado derecho. Mis pestañas son oscuras y absolutamente tiesas, no hay rizador que las doble más de media hora.

El gran problema de Big Eyes es que usarla no es fácil. Si la aplicáis tal cual sale del envase, terminaréis con 4 pestañones aglutinados y con grumos. Para que funcione bien hay que limpiar el cepillo, primero en el borde del envase y luego en un pañuelo de papel (sin apretar). Solo entonces el goupillon retiene la cantidad perfecta de producto para definir y alargar.

Como veis, sí que curva las pestañas y también las alarga. Pero no sé qué deciros en cuanto al volumen, porque en general prefiero volumen pestaña a pestaña y no el volumen que queda después de agruparlas. Tampoco las hace más tupidas, se nota mucho que las pestañas están “pegadas”.

mis-ojos-con-mascara.png

Y el segundo problema es que una vez que la máscara se seca, no se pueden aplicar más capas. Por suerte no es lo bastante espesa para secarse sin dar tiempo, pero si ya se ha secado y queréis intensificar el efecto, más os vale sacar todo y volver a comenzar, porque si intentáis poner más producto, solo lograréis pegotes y grumos.

En cuando a la duración, he usado esta máscara todo el día, sin que deje ojos de oso panda ni grumitos en la ojera. Eso sí, la máscara no es waterproof, y si le cae agua, más que disolverse dejando ese reguero negro tan familiar, se deshace en pequeños trocitos.

Si habéis leído de la máscara en otros sitios, una crítica usual es que es muy difícil de desmaquillar. La verdad es que yo no he notado nada especial: basta un poco de agua tibia, por ejemplo de lavarse la cara, para que la máscara empiece a salirse. Con un algodón empapado en desmaquillante de ojos normal yo he logrado que salga sin grandes problemas y sin dejar residuos para el otro día.

Conclusión

Ya os lo adelanté al principio: esta es una buena máscara. Se nota que la lleváis puesta, pero no porque llevéis un desastre, sino porque hace las pestañas más visibles, dándole a los ojos ese efecto dulce que tanto buscamos. Si os gustan las pestañas espectaculares, esta es vuestra máscara. Si os gustan más las pestañas definidas, olvidaos, esta no es para vosotros.

Si queréis mi opinión en cuatro palabras, sería “buena, pero no perfecta“. Lo que más me ha molestado es tener que perder tanto producto para poder aplicarlo como me gusta. Con estos tiempos difíciles, las cosas no están como para desperdiciar nada, digo yo.

El producto fue enviado para la prueba por Eyeko, puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Sitio oficial de Eyeko
En Arrebatadora | Un vistazo a los distintos cepillos de las máscaras de pestañas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos