Compartir
Publicidad

Máscara de pestañas Volum' Express de Maybelline, mi experiencia

Máscara de pestañas Volum' Express de Maybelline, mi experiencia
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mi última adquisición en máscaras de pestañas ha sido la Volum’ Express de Maybelline. Una máscara que promete un efecto pestañas postizas, tanto en la denominación del producto como en la campaña publicitaria donde vemos a Erin Wasson con unas pestañas más que surrealistas y evidentemente postizas para la campaña promocional.

Esperando buscar un efecto aceptable me decidí a comprar esta máscara a ver si además de largura era capaz de ofrecer cierto volumen tal como se prometía, obteniendo unos resultados que os paso a comentar a continuación.

El cepillo de la Volum’ Express de Maybelline

mascara pestañas maybelline

Su cepillo es en forma de cuchara, vamos que es ligeramente arqueado como podéis observar en la foto. Lo bueno que tiene este tipo de cepillo es que es como tres cepillos en uno:

  • Por la parte arqueada consigue llegar a las pestañas más cortitas
  • Con la parte final del cepillo al ser más estrecha se accede mejor a zonas difíciles como en el ángulo externo del ojo.
  • La parte de abajo del cepillo es más ancha y esto lo podremos utilizar para aprovechar producto y conseguir volumen.

Eso sí, no es un cepillo tan ancho como el que nos suelen ofrecer otras marcas que prometen gran volumen.

Efecto y resultados con la Volum’ Express de Maybelline

Desde la primera pasada las pestañas se curvan desde la raíz sin llegar al efecto del rizador pero se ve que como quedan curvadas. Esto lo achaco al cepillo que al tener las cerdas separaditas consigue entrar bien desde la raíz.

Las pestañas se alargan, sí, se alargan muchísimo y el volumen también es muy bueno, sobre todo a partir de la segunda aplicación (jamás como en el anuncio). A lo mejor para muchas con una pasada es suficiente, pero para aquellas que como yo quieran un efecto pestañas postizas lo mejor es dar dos o incluso tres pasadas.

Otra cosa que me ha convencido es que me ha resultado bastante fácil aplicar el producto en las pestañas que se encuentran cerca del lagrimal, esas pestañas que casi ni se ven pero que pasan de invisibles a un efecto más poblado.

Lo que menos me ha convencido es que algún día he notado alguna virutita bajo el ojo, quizás haya sido algo puntual, pero lo que está claro que si me volviese a suceder la descartaría completamente.

Mi experiencia con esta máscara ha sido en general satisfactoria, para empezar tiene un buen precio, por ejemplo en supermecados 9,80 euros y en perfumerías 11,90 euros. Un precio más que aceptable si tenemos en cuenta que por lo general las máscaras que son de gama alta cuestan unos 25 euros.

Por el momento estoy encantada no tiene nada que envidiar a máscaras más caras, ya que su relación calidad-precio es bastante buena.

En Arrebatadora | Nueva máscara de pestañas 3 en 1 de Bottega Verde. Mi experiencia con el cepillo de latex, Máscara de pestañas Lash Injection de Too Faced, la probamos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos