Compartir
Publicidad

Duelo de esmaltes azules: Chanel Blue Satin vs N.Y.C. West Village

Duelo de esmaltes azules: Chanel Blue Satin vs N.Y.C. West Village
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de las veces compro los esmaltes de uñas por impulso: cuando son baratos y coloridos, no me resisto. Hace unos días compré un esmalte de N.Y.C. que creí violeta oscuro, pero cuando llegué a casa me di cuenta de que era muy similar a uno azul oscuro de Chanel que ya tengo.

Los tonos en cuestión son el Blue Satin de Chanel y West Village de los esmaltes Color Minute (de secado rápido) de N.Y.C. . Y ya que los tengo decidí usarlos juntos, ver cuán diferentes son y cómo rinden en cuanto a brillo, cobertura y duración. ¿Queréis saber quién ganó?

A Blue Satin lo conocimos a principios del 2008 y apenas salió al mercado se transformó en un objeto de deseo de muchas, entre ellas yo. Es un color entre azul-casi-negro y el color de la tinta azul, según la luz. El esmalte de N.Y.C. es en cambio más azul marino, con un leve tinte violeta.

Mi experiencia con Blue Satin de Chanel

Hablemos primero de las cosas buenas. Pensando en el color, el que cambie según la luz le hace versátil y adaptable incluso para quien no suele gustar de colores tan oscuros. Además tiene unas partículas brillantes azuladas muy sutiles, que hacen que al sol, en exteriores, se vea un esmalte completamente diferente que en el interior de una casa.

chanel-blue-satin-vs-nyc-west-village-al-sol.jpg

En cuanto a la cobertura, Blue Satin aprueba con sobresaliente, porque es muy intenso y denso, sin ser espeso, de modo que es posible lograr un color bonito sin rayitas con solo una capa, aunque yo prefiero dos para evitar cualquier imperfección.

Una de las cosas malas de este esmalte es que parece ensuciarse con mucha facilidad, de modo que el brillo se desvanece rápidamente. Basta con frotar las uñas contra un pañuelo o la ropa para recuperarlo, pero resulta molesto estar constantemente preocupada de que las uñas parezcan sucias.

Pero donde falla Blue Satin es en la duración. Este esmalte me dura literalmente horas en las manos. Si lo aplico a media tarde y no uso top-coat, en la noche ya veré las puntas blancas. Con top-coat he logrado que dure 2 a 3 días, lo que para un esmalte de 20 euros es vergonzoso.

Mi experiencia con West Village de N.Y.C.

La principal ventaja de los esmaltes N.Y.C. es su precio: West Village me costó casi 2 dólares (menos de 1.5 euros) y a Carolina un esmalte rojo de la misma marca le costó 2.90 euros. Sin embargo, sería agradable que el envase reflejase más fielmente el color del interior: parecía violeta y no azul.

West Village también es un azul oscuro con partículas brillantes, aunque éstas son más bien entre moradas y rosa oscuro, lo que da un leve efecto multidimensional. Según se aplica más o menos esmalte, el color se verá de un azul marino verdoso o un azul con muy leves tintes violeta.

chanel-blue-satin-vs-nyc-west-village-swatches-650x400.jpg
Meñique y medio llevan Chanel, anular e índice NYC.

A diferencia de Blue Satin, West Village no es muy cubriente, hay que aplicar tres o más capas para obtener un color parejo, sin zonas más claras que se notan a la luz del sol (mirad el índice en la foto superior: solo lleva dos capas y se ven ciertas manchas).

A un esmalte barato usualmente no le pedimos mucha duración, menos aún a los tonos oscuros que se notan bastante cuando están pelados. Este esmalte dura intacto un día, más o menos. Con top-coat, ha llegado a los 3 a 4 días sin problemas, teniendo especial cuidado de proteger la punta.

Conclusión

En pocas palabras, mi ganador es West Village de N.Y.C.. Vale el 10% del esmalte de Chanel y rinde aproximadamente lo mismo. Además, entrando en mis preferencias personales, prefiero su azul con toques violetas al azul oscuro de Blue Satin.

Eso sí, quizás en otras circunstancias el ganador podría ser otro. Por ejemplo, si hablásemos de aquel color que usamos muy a menudo, Chanel podría ser mejor ya que se necesita mucho menos esmalte para obtener el mismo resultado, haciendo las manicuras más sencillas y rápidas.

En resumen, el esmalte de Chanel me decepcionó de tal modo que no creo que vuelva a comprar otro esmalte de la marca. Me gusta cambiar de color con frecuencia, pero ¡no tanto como cada día! Por otro lado N.Y.C. me parece una marca con esmaltes de calidad decente que probablemente volveré a comprar.

Más información | NewYorkColor.com, Chanel.com
En Trendencias Belleza | Hemos probado: reviews de productos, Chanel se pone los vaqueros y nuestras uñas también: Les jeans de Chanel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos