Compartir
Publicidad

Double Wear de Estée Lauder contra Visible Lift de L'Oréal

Double Wear de Estée Lauder contra Visible Lift de L'Oréal
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahí estaban las dos muestras de maquillaje, en una revista de moda, separadas tan sólo por una endeble página de papel couché. El duelo ya venía servido por esa revista, ni adrede.

Double Wear Stay-in-Place de Estée Lauder fue la primera muestra que encontré, y a continuación, con una página como barrera, estaba Visible Lift de L’Oréal. Dos muestras en un revista, todo un chollo en los tiempos que corren. En fin, que ni corta ni perezosa, una bombilla se encendió en mi cabeza: duelo de bases.

La primera que utilicé fue la de L’Oréal, con efecto lifting, maquillaje oficial de la pasada edición de Cibeles. El tono que venía en la muestra era el 240 Sable Rosé, demasiado oscuro para mí, lo que hizo que los resultados no fueran los deseados. Pero bueno, al margen del color, que no cantó demasiado, ya que lo utilicé de noche, la experiencia no fue del todo satisfactoria.

Este maquillaje lleva sérum en su interior. El efecto de estiramiento de la piel lo notas casi de inmediato. Pero no me gustó la sensación de acartonamiento que me dejó en el contorno de ojos, la piel estaba demasiado tirante en esa zona.

Otra cosa que no me agradó es la textura, esto ya es por manía personal. No me gustan los maquillajes excesivamente fluidos y este lo es. Prefiero los que son más cremosos o en mousse. Pero intentando sacar algo positivo, diré que esta textura tan ligera y fluida la veo muy adecuada para verano, además el maquillaje tiene factor de protección solar 17, así que perfecto.

Promete un 31% menos de arrugas en un mes. Como una muestra no da para un mes, y además no tengo arrugas, este dato no lo he podido contrastar, pero, como siempre, soy bastante escéptica con estos porcentajes.

Al día siguiente, probé el producto de Estée Lauder, el color que venía en la muestra era el 04 Pebble, y este sí que se adecuaba a la perfección con mi tono de piel. La textura me gustó más, ya que es más cremosa y más cubriente que el maquillaje anterior.

Es un maquillaje de larga duración, y pese a que eso está muy bien, ahí reside también uno de sus peros: no es demasiado hidratante. Aun así, el resultado es bastante aterciopelado y respeta la elasticidad de la piel. Pero yo le pediría un poquito más de hidratación.

La verdad es que el maquillaje sí que permanece fijo, la marca dice que unas 12 horas, y el resultado con el paso del tiempo sigue siendo mate aún en la zona T. Otra cosilla que creo que debe mejorar es el factor de protección solar, sólo tiene un 10 frente al 17 del anterior.

Ahora una curiosidad sobre las muestras, como muchas habréis comprobado, sirven para varias veces. En esta ocasión, me llamó la atención que la de Estée Lauder tuviera más contenido que la de L’Oreal: 1,5 mililitros frente a 1.

En fin, en líneas generales ninguno es el maquillaje de mi vida, pero bueno, si tuviera que quedarme con alguno lo haría con el Double Wear de Estée Lauder, por cobertura y acabado. Si habéis probado alguno de ellos, ¡contadme vuestras impresiones!

Más Información | L'Oréal, Estée Lauder En Arrebatadora | Bobbi Brown y su maquillaje con protección , Maquillaje en pulverizador de SK-II

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos