Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos el contorno de ojos reafirmante de granada de Weleda

Probamos el contorno de ojos reafirmante de granada de Weleda
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como lo prometido es deuda, hoy os comentaré mis impresiones con el contorno de ojos de la línea reafirmante de granada de la marca de cosmética natural Weleda.

Weleda es una compañía fundada en 1921, cuyos productos son en su mayoría fabricados a base de plantas, sin conservantes, perfumes ni colorantes sintéticos y no son probados en animales. Aunque Weleda no tiene las certificaciones CosmeBio o EcoCert, sus productos están certificados como naturales u orgánicos (aquí podéis leer una breve explicación acerca de la diferencia entre bio, eco, orgánico) por Natrue.

Dentro del cuidado facial, Weleda tiene tres grandes líneas de productos, cada una identificada por una planta: para pieles jóvenes está la línea hidratante de iris, para pieles que necesitan primeros cuidados antiarrugas la línea de rosa mosqueta y para pieles que necesitan de ayuda reafirmante, la línea de granada.

Contorno de ojos reafirmante de granada de Weleda

Cuando terminé mi contorno de ojos de Deliplus y con los resultados de las prueba de los párpados y arrugas que nos enseñó Cristina, decidí no comprar un contorno para primeras arrugas, sino saltar directamente a uno reafirmante.

Esta vez tuve ganas de probar una marca fuera de mi segmento favorito low-cost, así que escogí la línea reafirmante de granada de Weleda, recomendada para pieles de más de 40 años, con aceites de granada, macadamia y argán, y que afirma atenuar las arrugas y reafirmar la piel.

contorno-de-ojos-weleda.jpg

El contorno viene un envase compuesto de aluminio (sin níquel) que contiene 10 ml. Os confieso que lo detesto porque tiene la boca muy ancha: si no se tiene cuidado al apretar, sale demasiado, mucho más que el grano de arroz que debemos aplicar.

El producto en sí, es una crema no demasiado espesa ni con mucho olor, pero que no se aplica con demasiada facilidad: hay que insistir con los golpecitos o dejarlo un rato por sí solo, para que se absorba completamente. Y lo que es verdaderamente desagradable, es que cuando hace mucho calor, tengo la sensación de que el contorno vuelve a la superficie de la piel, que se siente grasa y sudorosa.

¿Y los resultados? Tengo una zona alrededor de los ojos bastante agradecida, sin ojeras demasiado oscuras, ni grandes bolsas, así que yo no pedía demasiado. Sin embargo, después de casi 3 meses de uso, creo que el contorno se ve más firme y con mejor color, más "integrado" con el resto del rostro.

Las líneas de expresión son otra cosa. No creo que el contorno les haya afectado en nada. Pero por otro lado, aunque pueda parecer tonto, de momento las veo como una evidencia de todo lo que he vivido y también de lo que me río cada día, así que las extrañaría si desapareciesen del todo.

En este punto, no puedo concluir diciendo que el contorno me ha gustado, aunque tampoco diría lo contrario. Ha hecho su tarea y durante el invierno seco de mi ciudad, no tuve ningún problema con él. Pero no volvería a comprarlo, al menos no hasta el invierno, porque en la primavera húmeda se me ha hecho insoportable la sensación de que la crema vuelve a la superficie junto al sudor.

Así, pues, tengo que buscar un nuevo contorno para una piel grasa de más de 30 años. ¿Alguna sugerencia?

Más información | Weleda.es En Arrebatadora | Todo sobre los contornos de ojos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos