Compartir
Publicidad
Publicidad

Yoga Hatha, Kundalini, hot... conoce todas las opciones

Yoga Hatha, Kundalini, hot... conoce todas las opciones
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En nuestro especial operación bikini ya habíamos mencionado el yoga como un buen método con el que fortalecer los abdominales, pero su práctica puede aportarnos muchos más beneficios, tanto físicos como mentales, y ayudarnos a estar más en forma y relajadas a la vez.

Si practicamos algún otro tipo de deporte podemos usar el yoga para estirar y tonificar los músculos y si venimos de una vida sedentaria resulta ideal para empezar a mover nuestro cuerpo de forma sencilla y suave ya que consta de varios niveles.

La palabra yoga (unión y camino) en general se refiere a una disciplina física y mental que se originó en la India. Una de las seis doctrinas del hinduismo que no se ha podido confirmar exactamente cuando se inició, aunque la primera prueba arqueológica relacionada con la misma data del siglo XVII a.C.

Pero si te has puesto a buscar una escuela o incluso vídeos para seguir seguro que habrás visto que hay muchísimas variedades y que no siempre es fácil distinguir lo que las diferencia.

A continuación algunas de las más practicadas.

Respiración, relajación y equilibrio

El Ashtanga yoga se caracteriza mayoritariamente por centrarse en el flujo de la respiración (Pranayana) y el movimiento, llamado en su conjunto Vinyasa. Ambos están sincronizados de modo que cada cambio de posición tiene su inhalación o exhalación correspondiente, que nos ayuda a mejorar la circulación y eliminar toxinas.

Cada postura (Asana) enlaza con la siguiente de forma ágil y natural, algo que se va consiguiendo con la práctica. Se trabaja el físico de forma intensa aunque también se busca sanar a través del cuerpo bloqueos mentales y emocionales.

Se basa en ocho pasos: Abstenciones (no dañar seres vivientes, no mentir etc.), purificación, asanas, respiración consciente, control de los sentidos, concentración de la mente, meditación (silencio interior), y estado de paz o iluminación.

De entrada suele resultar difícil cambiar el chip así que es mejor no agobiarse en busca de resultados y concentrarse en las posturas y obtener una buena respiración, el resto va llegando poco a poco.

Yoga

Si queremos profundizar en la meditación hay tipos de yoga más estáticos como el Kriya yoga que fomenta el crecimiento espiritual, el Gñana yoga centrado en el estudio y el Karma yoga basado en motivarnos a las acciones desinteresadas.

Todos contribuyen a crear quietud en nuestra mente apaciguando el flujo de pensamientos continuo al que la solemos someter de forma constante.

Trabajar el cuerpo en armonía

Una de las variantes más populares es el Hatha yoga que se centra en las asanas y la relajación corporal aportando elasticidad y firmeza a los músculos. Resulta muy bueno para prevenir problemas de espalda, contracturas y adquirir una buena postura corporal.

Consta de los mismos pasos que el Ashtanga yoga exceptuando los dos primeros y destaca la importancia del cuidado físico para conseguir estabilizar la mente.

Uno de mis tipos favoritos es el Kundalini yoga que incluye posturas, respiración, meditación, mantras y relajación. Es bastante dinámico y si tienes dificultad para dejar la mente en blanco (algo que a mí me pasa muy a menudo) cantar los mantras hace que resulte mucho más fácil, además que su vibración da una sensación de bienestar muy agradable que se incrementa mucho más cuando se tiene una sesión en grupo.

Sus movimientos son sencillos y pausados por lo que es una buena elección para principiantes o para quien quiera disfrutar del yoga de forma tranquila.

El Bikram yoga también conocido como Hot yoga se practica a 40 grados. El calor hace que eliminemos toxinas y trabajemos los músculos con más facilidad y menor riesgo de lesiones.

Yoga

Aunque con las temperaturas de Zaragoza en verano en mi casa algunos días también la practico sin pretenderlo, es una variante que no aconsejo si como yo eres propensa a tener la tensión bastante baja ya que los mareos son constantes. Para el resto vale la pena probar y sentir como se progresa más rápidamente, sólo es necesario acostumbrarse al calor e hidratarse bien antes de empezar bebiendo mucha agua.

En las clases de Iyengar yoga se utilizan elementos como cuerdas, sillas, correas o cojines para hacer más accesibles algunas posturas. Estos pueden servir de refuerzo para que las personas que tengan alguna limitación física puedan practicar este tipo de yoga conocido también como el de la perfección, por la precisión técnica que se busca y la alta concentración que se requiere en cada clase.

Si eres de las que el yoga tradicional le aburre y buscan un mayor esfuerzo muscular, más dinamismo y gasto de calorías entonces te conviene probar el Power yoga. Al igual que los anteriores combina coordinación, posturas y respiración, pero sus posiciones son más complicadas y buscan siempre llevar el cuerpo al límite de sus posibilidades, haciendo trabajar el físico al máximo.

Para mentes más creativas también está el Acro yoga que se practica entre dos o más personas formando posturas conjuntas que se basan en los conocimientos del yoga y de la acrobacia. Aunque tiene varios niveles si requiere disponer de entrada de ciertas condiciones físicas, como tener la fuerza suficiente para ser punto de apoyo para un compañero cuando nos toca estar debajo en una posición.

El Aero yoga, como su nombre indica, se practica por los aires sobre una especie de columpio de tela. No he tenido la suerte de probarlo todavía pero tiene pinta de ser muy relajado y entretenido, además de estar especialmente indicado para problemas de espalda.

Esta es sólo una muestra de todos los tipos de yoga que se pueden ejercer, pero es un tema que da para profundizar largo y tendido. De todas formas nada como empezar a probar para ir adentrándonos en su filosofía mientras disfrutamos de sus beneficios.

Es importante no tener prisa, aprendiendo a escuchar y respetar el cuerpo. Si estamos haciendo un esfuerzo para adelgazar incluyendo ejercicio en nuestro día a día y cambiando hábitos alimenticios, el yoga puede ser nuestro oasis de calma donde afianzar nuestros logros y propósitos y darnos la oportunidad de descubrir otras caras de la belleza.

Cuéntanos ¿Practicas yoga habitualmente? ¿Cuál es tu variante favorita?

Fotos | lululemon athletica
En Vitónica | Dos posturas sencillas de yoga para aliviar el estrés
En Trendencias Belleza |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos