Compartir
Publicidad

Nuevo curso: fija tus objetivos para obtener resultados y sé la envidia de tus amigas

Nuevo curso: fija tus objetivos para obtener resultados y sé la envidia de tus amigas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En fechas señaladas como el comienzo de curso solemos hacer buenos propósitos dispuestas a cumplirlos a rajatabla, como por ejemplo, comenzar a hacer ejercicio de forma regular... aunque no siempre funciona. Solemos empezar con mucha energía, cargadas de ganas y de empeño, pero la motivación inicial desaparece a las pocas semanas. Os contamos cómo fijar objetivos para conseguir los resultados que deseamos.

Tanto en el gimnasio como en nuestra vida diaria debemos tener un "por qué" que nos impulse a hacer las cosas. Si tenemos un "por qué" que nos impulse a actuar, el "cómo" y las acciones serán mucho más fáciles. Aquí tenéis una pequeña guía para fijar vuestros objetivos paso a paso.

Paso 1: ¿qué quieres hacer?

El primer paso siempre es el más difícil de dar, así que tómate tu tiempo. Encuentra un rincón cómodo de tu casa, coge papel y lápiz y prepárate para pensar. En un papel tienes que escribir cuáles son tus objetivos para este nuevo curso. No vale sólo pensarlo: es necesario escribirlo de nuestro puño y letra.

Piensa en todo lo que te apetece hacer: apuntarte a clases de Pilates, aprender algún idioma, aprender a cocinar... Tienes que apuntar todo lo que se te ocurra siguiendo dos reglas básicas:

  • Debe ser algo concreto: no vale "hacer ejercicio" en general, hay que concretar con cosas como "correr en la cinta 30 minutos tres días a la semana".
  • Debe estar escrito en positivo: si tu objetivo es bajar de peso, no escribas "no comer dulces", sino algo como "sentirme mejor con mi cuerpo", por ejemplo.
  • Dedica un buen espacio de tiempo a esta tarea de escribir tus objetivos: no tengas prisa, reflexiona y tómatelo con calma. ¿Ya los tienes todos? ¡Siguiente nivel!

    Paso 2: un poco de orden

    Ahora que has escrito todos tus objetivos, deberás numerarlos por orden de importancia. Piensa, ¿cuál de todas las cosas que quieres hacer es más importante para ti? A ese objetivo debes colocarle al lado el número uno. Continúa con todos los demás, uno tras otro, hasta que todos estén numerados.

    Al igual que en el paso anterior, no vayas con prisas: piensa y reflexiona. No es perder el tiempo: es una inversión en ti misma que te ayudará más adelante a conseguir los objetivos que te has propuesto.

    Paso 3: ¿por qué quiero conseguirlo?

    ¿Ya están todos los objetivos numerados? ¡Bien! Toma el que tiene el número uno, aquel que es para ti en este momento la prioridad absoluta y pregúntate por qué quieres conseguirlo. ¿Que beneficios vas a obtener de él? ¿Quieres conseguirlo por ti o porque hará feliz a otra persona además de a ti?

    Por ejemplo, si tu objetivo principal este curso es ir al gimnasio tres veces por semana, piensa en todos los beneficios que te puede reportar: mejora de la salud, de tu estado físico en general, un cuerpo más tonificado, la oportunidad de entablar nuevas amistades y ampliar tus círculos...

    Realiza esta tarea con los diez primeros objetivos, si es que hay más en tu lista: no queremos agobiarnos el primer día.

    Paso 4: pasa a la acción.

    Ahora que tenemos un "por qué" que nos anima a ir hacia delante, lo único que queda es diseñar un plan de acción. Tendrás que fijarte un deadline para hacer las cosas y ser muy concreta.

    Continuando con el ejemplo de ir al gimnasio tres veces por semana: lo primero que tienes que hacer es apuntarte al gimnasio. Fija una fecha concreta en tu agenda para visitar los gimnasios de tu zona y ver cuál es el que te interesa, y otra fecha en la que ya tendrás que estar decidida y apuntarte. Marca esas citas en tu agenda bien grandes: son compromisos contigo misma, igual de importantes que otras cosas que tengas que hacer.

    Piensa cuál será tu plan de acción para conseguir los resultados que quieres: puedes comenzar yendo poco tiempo cada día, empezando a conocer a la gente, informándote de los ejercicios que debes realizar... Ponte pequeñas metas que puedas ir comprobando poco a poco.

    Paso 5: ¡recompensas!

    Al fijar pequeñas metas que nos llevarán a una más grande, nos será mucho más fácil alcanzarlas. Pero no te engañes: ¡te lo has trabajado para conseguirlas y te mereces tu premio! Date pequeñas recompensas por el camino que te animen a seguir en busca de tu objetivo.

    ¿Ya llevas un mes acudiendo al gimnasio de forma regular? Puedes premiarte con un masaje en el fisioterapeuta, que además le vendrá muy bien a tus músculos. ¿Has conseguido aprenderte esa coreografía tan difícil de step y no has fallado en toda la clase? Tus piernas agradecerán una sesión de sauna o spa.

    Fijando objetivos pequeños el camino se hará menos duro, y además conseguiremos crear un hábito.

    ¡Siguiendo estos cinco pasos todos tus objetivos están al alcance de tu mano!

    Imagen | Bershka En Trendencias Belleza | En forma con la vuelta al cole: entrena con Trendencias Belleza en septiembre

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio