Compartir
Publicidad

Vientre plano con estos sencillos consejos

Vientre plano con estos sencillos consejos
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizás tu objetivo no es marcar una tableta de chocolate de impresión, pero tener un vientre plano sí que es el deseo de muchas de nosotras. La hinchazón en la zona abdominal no es sólo cuestión de que almacenemos más grasa en esa zona, sino que puede deberse también a otras conductas erróneas bastante sencillas de resolver.

Hoy os explicamos qué es lo que hay y lo que no hay que hacer para conseguir un vientre plano: unos sencillos consejos que junto con una dieta equilibrada nos ayudarán a que nuestra tripa no se vea hinchada o abombada.

Dos enemigos que hinchan tu barriga

Bubblegum

Siempre es más fácil empezar por lo que no debemos hacer para eliminarlo de nuestra rutina. Básicamente hay dos elementos que son los grandes enemigos de un vientre plano y que estoy segura de que el 90% de nosotras consumimos. Eliminando estas dos cosas de nuestro día a día ya podremos ver algún progreso. Os estoy hablando de los chicles y las bebidas con gas.

Mucha gente utiliza los chicles para calmar la ansiedad o las ganas de comer: puede funcionar como placebo, pero lo que obtenemos a cambio de mascar chicle durante un período prolongado de tiempo es una notable hinchazón en el abdomen, ya que ingresa una buena cantidad de aire en cada mordida. Es aire, pero el efecto óptico de vientre hinchado está ahí.

Las bebidas con gas, evidentemente, hacen que nuestro abdomen se hinche: el gas de la bebida llega hasta nuestro estómago y puede producirnos, además del efecto de vientre hinchado, gases y flatulencias. Mejor optar por bebidas naturales y sin carbonatar como zumos (evitando los néctares, que contienen mucho azúcar añadido) o agua. Si os cuesta beber agua podéis saborizarla con unas rajas de limón o de pepino.

Esto es lo que debes hacer si quieres un vientre plano

Water

  • Aumenta el consumo de fibra en tu dieta: ¡ojo! Hay que hacerlo siempre de forma gradual para que nuestro organismo vaya acostumbrándose a su presencia. Si no tomo nada de fibra y el primer día me agencio una caja entera de cereales integrales, el efecto será totalmente contrario al deseado. Debemos empezar poco a poco para llegar a los 30 gramos diarios recomendados. Además, recuerda que la fibra no está sólo en los cereales comerciales que lo tienen como claim publicitario en sus cajas: las verduras, la cáscara de la fruta, las semillas y las legumbres son también buenas fuentes de fibra alimentaria.
  • Localiza los alimentos que no te sientan bien: que tomar leche le vaya fenomenal a tu vecina no quiere decir que a ti te vaya a sentar de maravilla. ¿Has pensado que si tu abdomen se hincha después de ese tazón de leche pueda ser porque eres intolerante a la lactosa? Si crees que algo te está sentando mal (además de la hinchazón suele aparecer reflujo o malestar) prueba a sacarlo de tu alimentación durante unas semanas: si mejoras, ya sabes dónde estaba el problema. Así yo descubrí que la leche, la avena y la lechuga no son mis mejores amigas.
  • Mantente correctamente hidratada: al contrario de lo que muchos piensan, la retención de líquidos no se agrava si se bebe agua; al contrario, la verdad es que mejora. Si crees que tu problema de hinchazón se debe a la retención de líquidos es necesario que te mantengas correctamente hidratada (con agua, ¡no con bebidas gaseosas!). Las infusiones diuréticas como el té verde o la cola de caballo van fenomenal.
  • Mantén una postura correcta: esto es mucho más importante de lo que crees, y es que a veces nos saboteamos a nosotras mismas con la postura. Los tres básicos a tener en cuenta en cualquier situación (ya estemos de pie, sentadas o caminando) son: hombros atrás y abajo, cabeza arriba y pecho arriba. De esta manera nos erguimos, recolocamos nuestra columna y nos obligamos a activar el abdomen. ¿Resultado? Nos veremos más estilizadas y cambiará nuestra actitud.
  • Pilates es la disciplina que más te puede ayudar: porque en Pilates la correcta respiración y control corporal son básicos. El control y fortalecimiento de la musculatura interna del abdomen son los pilares del método Pilates. Una faja abdominal fuerte nos ayudará a mantener un abdomen plano y firme.
  • Con estos pequeños tips, acompañados siempre de una dieta equilibrada y ejercicio físico, podréis mejorar el estado de vuestro abdomen. ¿Probamos?

    Imágenes | Thinkstock #1 #2 #3
    En Trendencias Belleza | Cómo lucir un crop top de miedo: prepara tu abdomen y presume de vientre plano

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio