Compartir
Publicidad

Solución activa contra la celulitis: los 10 mejores ejercicios (y II)

Solución activa contra la celulitis: los 10 mejores ejercicios (y II)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hace unas semanas os creamos una entrada especial sobre una solución activa contra la celulitis en la que os hablábamos de la importancia del estilo de vida, el alcohol, el tabaco, la gran importancia de la herencia genética y unas generalidades de los ejercicios a realizar.

Hoy en esta segunda entrada de a serie de solución activa contra la celulitis vamos a hablar de los 10 mejores ejercicios que se pueden realizar para combatirla. Estos ejercicios se deben combinar con una buena alimentación equilibrada y una buena ingesta de agua para limpiar los líquidos retenidos.

Ejercicios

  • Carrera (o cualquier ejercicio cardiovascular): es sin duda lo mejor que puedes hacer para perder celulitis, a un ritmo moderado y al menos 3 días a la semana durante no menos de 40 minutos, así lograrás mejorar la circulación de la sangre, aumentar el metabolismo basal y mejorar la liberación de líquidos retenidos, además de perder grasa
  • Con una silla: de pie agarrando el respaldo de una silla y levanta la pierna derecha hacia el lado tan alto como puedas, luego vuelve a la posición inicial y repite el movimiento con la otra pierna. Así fortalecerás los aductores.
  • Balón entre las piernas: túmbate en el suelo, boca arriba, con las piernas cerradas y un balón entre ellas, relaja tus brazos apoyados en tu abdomen. Ahora intenta apretar las piernas en el centro y apretar los glúteos subiendo las caderas. Así fortalecerás abductores y glúteos.
  • Cruces sobre silla: en frente de la silla agarra con la mano derecha el respaldo. Ahora cruza la pierna izquierda sobre la parte delantera de la pierna contraria, mientras contraes la parte interior del muslo al mismo tiempo que cruzas la pierna. Así fortalecerás los abductores.
  • De cuatro: con las rodillas en el suelo y los brazos semiflexionados y apoyados en el suelo. Mantén una rodilla apoyada en el suelo y levanta la otra pierna, extendida, hasta la altura de la cadera contrayendo los abdominales para no flexionar la zona lumbar. Así se contrae el glúteo firmemente.
  • Flexiones de rodillas: de pie con una pierna un poco más adelantada y algo flexionada y la espalda recta. A partir de ahí se va alternando el movimiento de semiflexión de las rodillas. Así fortaleces cuádriceps, isquiotibiales y glúteos
  • Zancadas: de pie con una pierna delante de la otra y muy flexionada y la espalda recta. A partir de ahí se va alternando el movimiento de flexión de las rodillas, que es de casi 90 grados por cada pierna. También para cuádriceps, isquiotibiales y glúteos.
  • Sentadillas: de pie, con las piernas separadas y los pies mirando hacia afuera levemente, el tronco recto, las manos en la cadera, debes flexionar las rodillas hasta los 90 grados y evitando la flexión del tronco. Fortalece abductores, cuádriceps y glúteos
  • Caminando agachada: igual que el anterior pero caminando flexionando las rodillas, trasladando el peso del tronco a las rodilla flexionada, mientras la otra pierna permanece extendida. Fortalece abductores, cuádriceps y glúteos
  • Arrastrar los glúteos: siéntate en el suelo con las piernas estiradas y la espalda recta, y arrastra los glúteos por el suelo para recorrer una distancia determinada sin usar la ayuda de tus brazos, simplemente arrastrando primero un glúteo y luego otro.

Realiza 3 ó 4 días a la semana 4 de los ejercicios marcados (además del ejercicio cardiovascular que se recomienda) realizando 5 series de cada uno y entre 10 y 15 repeticiones por cada serie. Según aumente tú nivel podrás aumentar también el número de repeticiones y series.

Imagen | Web revista femenina

En Trendecias Belleza | Solución activa contra la celulitis (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos