Compartir
Publicidad

¿Quieres comer más sano y económico? Haz la compra en el mercado

¿Quieres comer más sano y económico? Haz la compra en el mercado
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El súper, ese lugar en el que se nos bombardea constantemente con coloridos packagings, eslóganes llamativos y campañas de márketing la mayoría de las veces engañosas para que consumamos productos que, en realidad, no necesitamos. Ir a hacer la compra y salir del súper sólo con aquello que está en nuestra lista se está convirtiendo en un deporte de riesgo: ¿has pensado en volver a la compra tradicional de mercado?

Las grandes superficies nos ofrecen la ventaja de poder hacer toda la compra en un mismo sitio de forma rápida, con una amplia oferta, con sitio de sobra para aparcar el coche y llevarnos un carro gigante... Pero cuando estamos intentando cuidar nuestra alimentación y llevar una vida más sana, quizás sea mejor idea hacer la compra en el mercado.

Más natural, más sano

Uno de los grandes inconvenientes que veo a hacer la compra en las grandes superficies en lugar de en el mercado es la cantidad de productos procesados a la que nos vemos expuestos. Es necesario que aprendamos a leer las etiquetas nutricionales de los alimentos porque, si nos acercamos a ver los ingredientes de esa fantástica pechuga de pavo envasada y cortada en lonchas que nos venden las multinacionales, podremos observar que en realidad de pavo tiene más bien poco, y que entre sus ingredientes podemos encontrar azúcar, proteína de soja o leche en polvo (what?!).

En el mercado tenemos acceso a alimentos frescos y de temporada. Si compro pechuga de pavo en la carnicería, al margen de lo que le hayan dado de comer a ese pavo en la granja (que seguramente sea lo mismo que le han dado al pavo que ahora está envasado con la leche en polvo), me llevaré un alimento con muchos menos aditivos, conservantes, colorantes y demás. Al fin y al cabo, más natural.

Un sabor distinto, más sabroso

Mercado-2

Uno de los grandes reclamos en mi caso para comprar en el mercado es el sabor de los alimentos: ¿habéis comparado alguna vez el sabor de una fruta comprada en una grade superficie con el de otra de la misma variedad pero comprada en el mercado? Para mí no hay color: la fruta de mercado, que por norma general suele venir directamente de los agricultores, tiene un sabor mucho más auténtico.

Las frutas y verduras que encontramos en el mercado no suelen ser tan atractivas visualmente como las de las grandes superficies: pero sus formas imperfectas, su poco brillo delatan que no han sido tratadas con tantos químicos como aquellas que nos venden en las grandes superficies. Personalmente, prefiero un tomate feo y con un sabor auténtico a uno perfectamente redondo y rojísimo cuyo sabor deje mucho que desear.

Esta falta de sabor de los alimentos más procesados, además, hace que nos sea necesario incluir en nuestra alimentación ciertas salsas o acompañamientos para darle un poco de vida a nuestros platos. Estas salsas como el ketchup, la salsa de soja o los vinagres balsámicos, cuando son de origen industrial suelen tener como ingrediente base el azúcar (sí, esta por todas partes), por lo que estamos incluyendo en nuestra dieta calorías extra sin ni siquiera darnos cuenta.

Alimentos de temporada: más ricos y más económicos

Mercado-3

Si acudimos al mercado a hacer la compra, los alimentos que encontraremos serán frescos y de temporada: esto no sólo será mejor para nuestra salud, sino también para nuestro bolsillo ya que los alimentos de temporada son los más económicos. Durante una época concreta la disponibilidad de un producto es mayor, por lo que su precio será más bajo.

Organízate y vete al mercado

Seguramente la razón de peso por la que acudimos a las grandes superficies a hacer la compra sea por nuestra falta de tiempo. Planifica tu semana y dedica, por ejemplo, la mañana del sábado a acudir al mercado, curiosear por los puestos, hablar con los tenderos (el componente humano de los mercados frente a las grandes superficies es otro de sus plus) y escoger lo que te quieres llevar a casa.

Hacer la compra en el mercado no tiene por qué ser una tarea tediosa: puedes convertirlo en una actividad de ocio si lo compartes con tu pareja, por ejemplo. En el caso de que tengas niños, es una oportunidad perfecta para compartir tiempo con ellos y ofrecerles una buena base de educación nutricional.

¿Probamos esta semana a dejar el súper y acudir al mercado?

Imagen | Thinkstock 1, 2 y 3 En Trendencias Belleza | Alimentación saludable, ¿qué cenamos hoy?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio