Compartir
Publicidad

Evita las uñas frágiles con una buena alimentación

Evita las uñas frágiles con una buena alimentación
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Unas uñas frágiles y quebradizas son aquellas que tienen poco grosor y se rompen o agrietan con facilidad. Es difícil hacer que luzcan bonitas ya que se astillan o a veces incluso se parten de forma irregular como si se desprendieran en capas.

En nuestro especial pies y manos hoy vamos a hablar de la importancia de una buena alimentación para evitar que esto ocurra y que podamos disfrutar de uñas fuertes y cuidadas.

El fiel reflejo de nuestro interior

Si dicen que la cara es el espejo del alma, las uñas junto al cabello y la piel lo son de como nos cuidamos por dentro, tanto para bien como para mal.

Las uñas están formadas principalmente por queratina, una proteína que necesita para su correcta formación y desarrollo una buena cantidad de vitaminas, principalmente A, B, y C, minerales como el zinc, el hierro, el yodo o el calcio y aminoácidos azufrados presentes en las proteínas de origen vegetal y animal.

Que estén débiles y estropeadas es una señal de que tenemos carencias en alguno o varios de estos elementos, que podemos conseguir mediante una alimentación variada rica en alimentos sin procesar que conserven todas sus propiedades.

Vitaminas en la mesa

Ya hemos hablado de dos aliados perfectos para el buen estado de las uñas, la levadura de cerveza y el germen de trigo muy ricos en vitaminas del grupo B, las más necesarias para estimular la producción de queratina.

Avena y nueces

Estas también pueden encontrarse en la mayoría de cereales integrales (especialmente la avena), en los frutos secos, la soja y verduras como espinacas, rabanitos, lechuga, endivia, coliflor o brócoli, este último muy recomendado por ser abundante en el resto de vitaminas y minerales necesarios.

Los alimentos con vitamina A son fáciles de reconocer gracias a los betacarotenos y sus pigmentos rojizos, amarillos y anaranjados presentes en frutas y verduras como las zanahorias, las fresas, los frutos del bosque, los tomates, los pimientos o las calabazas.

Para asegurarnos una buena dosis de vitamina C nada mejor que los cítricos, sin olvidar que los pimientos también contienen grandes cantidades.

Minerales y proteínas tampoco pueden faltar

Las legumbres son imprescindibles para conseguir unas uñas fuertes ya que son una fuente importante de proteínas vegetales y contienen hierro, calcio y yodo. En esta temporada combinan muy bien con todo tipo de ensaladas a las que también podemos añadir espinacas, apio o espárragos para darles una dosis extra de minerales.

Los frutos secos, sobre todo avellanas, almendras y nueces cumplen el mismo papel que las legumbres y los podemos usar tanto en combinaciones saladas como dulces, mezclados con cereales integrales.

Las patatas y las berenjenas son muy ricas en zinc que interviene en la síntesis de colágeno y formación de las uñas. Además al igual que el resto son alimentos muy versátiles que podemos incluir en multitud de recetas.

Así que conociendo todos los ingredientes necesarios solo queda disfrutar de la mesa, del verano ¡Y de unas uñas 10!

Fotos | Kayture | B*2
En Vitónica | Consejos para evitar las uñas quebradizas
En Trendencias Belleza | ¿Cómo debemos usar el endurecedor de uñas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos