Compartir
Publicidad
Publicidad

Leche facial limpiadora Dr. Hauschka. La probamos

Leche facial limpiadora Dr. Hauschka. La probamos
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para que no olvidéis que el gesto de limpiar la piel del rostro es uno de los más importantes en cuidados cosméticos, hoy voy a hablaros de la leche facial limpiadora Dr. Hauschka.

Aunque en verano apetece el gel limpiador por el contacto y frescor del agua, no todas las pieles lo aceptan igual de bien. Las pieles secas y/o sensibles agradecen la suavidad de un producto de limpieza en leche. El objetivo es limpiar bien la piel del rostro sin agredirla, manteniendo el equilibrio del manto hidrolipídico.

Breve historia de la cosmética Dr. Hauschka

La marca de cosmética Dr. Hauschka empezó a comercializarse en 1967 y pertenece al laboratorio alemán WALA. El Dr. Rudolf Hauschka fundó este laboratorio de medicina homeopática en 1935. Junto a la esteticista Elisabeth Sigmund, aplicaron sus conocimientos de las plantas medicinales a la cosmética lanzando la marca.

Su filosofía de trabajo conjunta se basa en la cosmética holística y natural, afirman que la belleza de la piel está estrechamente relacionada con la salud y el estado anímico de las personas. En cuanto a los extractos de plantas como ingredientes activos, Hauschka aplicó los descubrimientos sobre el ritmo y las polaridades de la Naturaleza a sus productos de cosmética como ahorro de conservantes.

Anthyllis

Ingredientes de la leche limpiadora

El objetivo es una limpieza facial sin sensación de tirantez y un gesto que no deshidrate la piel. La fórmula contiene aceite de almendra, aceite de jojoba, Anthyllis (foto superior) y extractos de cereales.

La recomiendan para todo tipo de pieles y en especial para las pieles sensibles, secas, normales e irritadas. No contiene tensoactivos. Limpia el maquillaje de rostro, cuello y ojos. Por las mismas propiedades nutritivas de sus componentes, se desaconseja utilizarla como limpiadora habitual a las pieles grasas y acnéicas.

El envase contiene 145 ml. y cuesta 26,75 euros. El dosificador, siempre un acierto.

Mi experiencia

Me gustan las leches limpiadoras. En especial las cremosas. La textura de ésta es ligera pero la sensación al aplicarla sobre la piel es de una untuosidad de crema ligera. Tiene poco perfume y es fresco, indefinible para mí.

Lo mejor de esta leche limpiadora es el frescor que aporta a la piel. Nada más extenderla sientes un cambio de temperatura muy agradable para mí, ligereza y frescor. Las instrucciones indican retirarla con agua o con una esponja húmeda pero yo lo hago con un disco de algodón.

Limpia muy bien, incluso el maquillaje. No lo he probado en los ojos, prefiero mi desmaquillante específico. No cunde lo que yo esperaba aunque si utilizáis el agua para retirarla seguro que me diréis que me equivoco. No deja ninguna sensación tirante, al contrario: una piel suave, limpia y sin restos de producto. El acabado no es nada graso, la piel queda mate. Me ha encantado descubrirla.

Foto | Wikipedia
Más información | Dr. Hauschka
En Arrebatadora | Mascarilla reafirmante de rosas del Dr. Hauschka, Leche desmaquillante Galénic Pur, la untuosidad perfecta. Te cuento mi experiencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos