Compartir
Publicidad

Consigue una piel inmaculada (incluso si es muy sensible): probamos el exfoliante y la mascarilla Hydra Zen de Lancôme

Consigue una piel inmaculada (incluso si es muy sensible): probamos el exfoliante y la mascarilla Hydra Zen de Lancôme
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los secretos para mantener la piel sana y con un tacto uniforme es exfoliar y aplicar una mascarilla al menos una vez por semana: es la mejor manera de eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie y así ayudarle con su proceso natural de regeneración. Hoy os quiero contar mi experiencia con el nuevo ritual Hydra Zen de Lancôme, especial para quienes tenemos la piel muy sensible y no queremos renunciar a este tipo de cuidados en nuestra rutina.

Hydra Zen Scrub de Lancome: azúcar y rosas para una piel impoluta

Hydra Zen Scrub Lancome
Lancome Scrub

Ya sabemos que un paso fundamental para tener una piel bonita es hacernos una exfoliación al menos una vez a ma semana. Este en particular promete un aspecto más liso gracias a sus gránulos de azúcar, a los que se puede adaptar la intensidad de la exfoliación al mezclarlos con agua. También contiene extracto de rosa damascena, lo que la hace un producto muy sensorial y con un aroma maravilloso.

Al aplicarlo se nota una especie de 'efecto calor' muy relajante. A medida que masajeas (con suavidad, por supuesto), la piel se siente más suave y limpia, y al aclarar puedes ver como ésta luce más luminosa. Me encanta el equilibrio que tiene entre la efectividad de la exfoliación y lo hdratada que luce la piel... creo que es perfecta para quienes tenemos la piel muy sensible y/o reactiva.

Hydra Zen Jelly Mask de Lancôme: el paso definitivo para amanecer con la piel renovada

Hydra Zen Jelly Mask Lancome
Lancome Texture

Una vez limpia la piel, la marca recomienda finalizar el día con esta mascarilla nocturna (que se debe dejar actuar toda la moche), para hidratar profundamente la piel aprovechando que los poros están limpios. Su fórmula está enriquecida con un complejo de los ingredientes activos est¡rella de la gama Hydra Zen que hidrata hasta las pieles más sensibles como la pera, la peonía y la rosa.

La textura de esta mascarilla no es muy densa, así que no tenemos que esperar mucho a que se absorba antes de poder ir a dormir (yo me la aplico al menos media hora antes para que penetre antes de que pueda quedarse en las sábanas), y su aroma es similar a la del exfoliante, es decir, muy sensorial , sutil y agradable.

Lo primero que se siente al aplicarla es calma: es una sensación refrescante y notas como la piel se la 'bebe' (al menos en mi caso). No deja la piel grasa pero tampoco desaparece al instante, así que deduzco que hace su trabajo poco a poco y necesita el descanso para alcanzar todo su potencial.

Lo que más me gusta es que amanezco con la piel muy relajada, con muy buen aspecto y sin brillos en la zona T (me ha pasado con algunas mascarillas hidratantes). Cuando el frío aprieta mis mejillas tienden a deshidratarse rápidamente y he notado que con su uso esta sensación ha dismunuido... me gusta mucho y sin duda repetiría.

¿Cómo se debe utilizar la mascarilla Hydra Zen Jelly Mask?

  1. Aplica una cantidad generosa de Hydra Zen Jelly Mask en la piel limpia y seca. Como tratamiento de noche: una vez al día por la noche; como mascarilla: tres veces a la semana en una cantidad generosa.
  2. Deja actuar durante la noche para hidratar intensamente la piel.
  3. Procede con la rutina habitual para el cuidado de la piel al día siguiente.

Podéis encontrar tanto el exfoliante como la mascarilla en stands de la marca, perfumerías especializadas y en su tienda online a un precio de 44 euros/100 ml y 49 euros/100 ml, respectivamente (aunque en Primor los podéis encontrar a mejor precio).

El producto fue facilitado para la prueba por Lancôme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio