Compartir
Publicidad

Tres pasos para levantarnos con buena cara

Tres pasos para levantarnos con buena cara
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Suena el despertador, pero en vez de levantarnos con un super salto al más puro estilo musical apuramos nuestro tiempo al máximo mientras nos desperezamos, y cuando nos queremos dar cuenta ya no tenemos ni unos solos minutos para dedicarle a nuestra belleza.

Eso no es lo peor sino que a la vez hemos descubierto que tenemos el rostro fatigado, cansado, bolsas, ojeras... así que si eres de las que por la mañana va con el tiempo justo, mejor será que tu ritual de belleza sea por la noche para amanecer con buena cara y evitar sustos inecesarios, y lo mejor de todo es que lo podemos conseguir con sólo tres pasos.

El primer paso es imprescindible, debemos limpiar nuestra piel en profundidad para retirar toda la suciedad que durante el día se va adheriendo a nuestra piel y que si por la noche no la eliminamos nuestra piel no podrá respirar. Los poros se nos abren, la piel no descansa y por la mañana eso se nota mostrándonos una piel sofocada y sin luminosidad.

Por lo tanto para evitar que eso suceda nos lavaremos el rostro con un producto neutro que respete incluso las pieles más sensibles por ejemplo con ingredientes calmantes como la camomila o la avena. Si también tenemos restos de maquillaje mejor utilizar primero un desmaquillador suave por todo el rostro y cuello, retirar con un algodón y acabar con agua templada más el gel neutro. Debemos evitar utilizar agua muy caliente porque reseca mucho la piel y ablanda los tejidos, mejor agua templada y terminar con un buen chorro de agua fría.

El segundo paso será pulverizar agua termal sobre nuestra piel, ayuda a mantener la piel calmada, hidratada y a la vez eliminamos el cloro del agua del grifo. También podemos realizar nuestra propia agua calmante, sólo tenemos que hervir en agua manzanilla y una vez que esté fría la pulverizamos por el rostro, su poder descongestionante es milagroso, relaja los tejidos por lo que aplicada sobre el rostro ayuda a conciliar el sueño.

El tercer paso y ultimo paso será hidratar pero sin saturar. Las pieles sensibles deben evitar las cremas que contengan un alto nivel en principios activos para evitar posibles alergias. Como hidratante mejor las fórmulas acuosas que no saturan el poro. Para las pieles que necesiten un extra pueden optar por las cremas con ácido hialurónico retienen el agua en la epidermis y rellenan las pequeñas arruguitas.

Imagen | Rent a moose En Arrebatadora | Cuatro pasos para camuflar las ojeras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos