Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuatro pasos para camuflar las ojeras

Cuatro pasos para camuflar las ojeras
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabemos que los correctores son nuestros grandes aliados a la hora de de camuflar nuestras ojeras, esas sombras oscuras bajo los ojos que nos dan un aspecto de cansancio y bastante morticio, al más puro estilo Miércoles de la familia Addams.

Y es que aunque sepamos de sobra los motivos que las provocan y tengamos en nuestro poder multitud de remedios y consejos para reducirlas, siempre acaban apareciendo por lo que no nos queda más remedio que recurrir a nuestro querido maquillaje.

Cuatro son los pasos que debemos seguir para conseguir el mejor resultado y notar una gran diferencia entre el antes y el después con nuestras ojeras.

Paso 1

Utilizar el corrector siempre con la piel limpia y después de la crema hidratante. Los colores más suaves como el rosita claro o el beige muy pálido son los más adecuados para las pieles claritas y para las pieles más oscuras mejor los colores de la gama del melocotón.

Si utilizásemos un color demasiado claro en un cutis moreno acentuaríamos más la ojera dando una tonalidad grisácea y si por el contrario utilizásemos un corrector demasiado oscuro en una piel clara restaríamos toda luminosidad proporcionando un resultado muy artificial.

new-concealers-touche-ecalt-l.jpg

Paso 2

No debemos escasear producto en esta zona sólo así podremos camuflar correctamente las ojeras. Comenzaremos desde la parte alta del largrimal hasta el ángulo externo del ojo donde la piel suele tener diferente tonalidad, como más rojita.

Hay que aplicar corrector desde bien abajo de la ojera para que no se note el arco de donde comienza la sombra. También entre las pestañas, muchas veces nos olvidamos de aplicar el producto bien cerca de las pestañas dejando visible un color violáceo o rojito frecuente en esta parte del ojo. Con la ayuda de un pincelito podremos ayudarnos en esas zonas más dificiles de llegar.

Paso 3

Una vez aplicado el corrector utilizaremos nuetras yemas de los dedos para hacer que el producto penetre y se fije mejor sobre la superficie consiguiendo así un resultado mucho más natural y fresco. Lo realizaremos con suaves golpecitos, nunca frotando ni arrastrando el producto, no debes olvidar que la piel del contorno de ojos es demasiado fina.

Paso 4

No siempre nuestras ojeras se ven igual, muchos son los factores que influyen a que estas se vean diferentes, los cambios hormonales, una mala noche, la luz del lugar en el que estemos… todo esto puede hacer que se vean más profundas, por esta misma razón a veces necesitamos mezclar diferentes tonos para conseguir el más adecuado.

Imagen | Bárbara Gallardo
En Arrebatadora | Ojeras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos