Compartir
Publicidad

Si te compras una crema de 200 euros, aprovéchala bien

Si te compras una crema de 200 euros, aprovéchala bien
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez hay más tratamientos cosméticos de 100, 150, incluso más de 200 euros a nuestra disposición. Digo disposición, que no al alcance de todas. Pero cuando tenemos ese pequeño tarro de alta cosmética en nuestro poder, acabamos utilizándolo mal. ¡Hay que aprovecharlo bien!

Ha costado mucho esfuerzo comprarlo, o ha sido un regalo muy generoso de alguien. Sabes que es una crema fantástica, objeto de deseo que creías que nunca tendrías en tu poder. Se entiende que algunas usuarias lo dosifiquen pero es un error.

He “pillado” a varias de ellas confesando que la utilizan muy poco para que les dure más. Otras solamente la aplican el fin de semana como parte de la alegría de tener el día libre. He pasado por eso y lo entiendo, te sabe mal aplicarte la cantidad correcta, no quieres que se termine nunca. Pero la inversión en ese cosmético fabuloso se echa a perder, no obtendrán los resultados esperados.

regalo

Aplicar poca cantidad significa que tu rostro no ha recibido la cantidad adecuada para su protección y su hidratación/nutrición diarias. Estará mal cuidada una temporada, obtendrán el efecto contrario y eso es una pena. Entonces es cuando se pasa a la segunda fase: “solamente me la aplicaré los domingos porque es fiesta“.

Otro error porque aunque la cantidad aplicada será la correcta, los beneficios de la crema o serum se dan por su aplicación diaria. En este punto insistimos siempre en nuestros consejos de belleza: si no hay asiduidad, los resultados no aparecen. Por ejemplo, una crema premium revitalizante o especal reafirmación. ¿La piel estará más luminosa o firme si aplicas poca cantidad o sólo dos días a la semana? Desafortunadamente, no.

Resumiendo, si tienes esa crema soñada en tus manos, empieza a utilizarla sólo cuando estés lista para “gastarla”. Si no, espera a mirarla cada día en tu cuarto de baño hasta que estés dispuesta. Una propuesta: la próxima vez, piensa en una mascarilla de esta marca fetiche que no te puedes permitir habitualmente. Costará un precio parecido y no te dolerá utilizarla un par de veces al mes. Porque doler, ¡duele!

Foto | greekadman, Tamurello
En Trendencias Belleza | Tendencias en consumo de cosméticos por Nielsen: marcas blancas, cosmética natural, parafarmacia, cosmética de lujo, ...
En Embelezzia | Novedades en Alta Cosmética

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos