Compartir
Publicidad

Nueva moda: usar el acondicionador antes que el champú ¿funciona?

Nueva moda: usar el acondicionador antes que el champú ¿funciona?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de la tendencia No Poo, que animaba a dejar de lavarnos el pelo, llega una moda para dar volumen más fácil de probar. Solo hay que invertir el orden de los factores, primero el acondicionador y después el champú, y parece que el al contrario de lo que ocurre en las matemáticas, de esta forma sí se altera el producto.

Lavar el pelo al revés para conseguir más volumen

Todo empezó tras un artículo de la escritora Alison Freer del que se hizo eco Daily Mail, en el que contaba que en la búsqueda de un pelo bonito, brillante y con volumen había encontrado la fórmula perfecta simplemente aplicando el acondicionador en primer lugar, seguido del champú.

Un cuero cabelludo graso obliga a Alison a lavarse el pelo todos los días, probó la técnica de no lavado, pero por ese mismo motivo la tuvo que abandonar. Después de conseguir alguna mejora poniéndole un filtro al agua (esto lo he podido comprobar directamente por cómo cambia el pelo de una ciudad a otra dependiendo de la dureza del agua) se decidió a seguir el consejo de una lectora que de entrada le pareció una locura, pero al que poco a poco le fue encontrando sentido.

acondicionador

Su pelo es demasiado fino, así que el acondicionador lo dejaba muy apelmazado, pero no podía renunciar a ponérselo porque si no después no lo podía desenredar, además tiene unas puntas muy secas. ¿Cómo aprovechar sus ventajas prescindiendo de los inconvenientes? Asegurándonos que no quedan restos de acondicionador en nuestra cabellera con un buen lavado de champú después.

El procedimiento es sencillo, se aplica el acondicionador y se deja actuar durante unos cinco minutos mientras aprovechamos para enjabonarnos el cuerpo, se retira con abundante agua y después se lava con champú normalmente. El resultado es un pelo brillante, con cuerpo y volumen, como también ha confirmado Ana Purgslove para Daily Mail.

Mi experiencia con el lavado inverso

Mascarilla Gliss

Yo no tengo el cabello graso pero me gusta lavarlo a diario porque si no me da la sensación de que la ducha ha sido incompleta. Lo sé, una auténtica manía, pero además mojarme la cabeza me ayuda a despertarme por las mañanas.

He estado probando durante un mes el invento y aunque está especialmente recomendado para pelo fino, a mí me ha funcionado también con mi pelo ondulado y grueso. Aunque en lugar de acondicionador, he conseguido mejores resultados aplicando primero mascarilla y luego champú.

Hasta ahora muchas veces renunciaba directamente al acondicionador para conseguir una melena con volumen, pero eso hacía que algunas partes se vieran muy secas, por lo que de vez en cuando me aplicaba mascarilla.

Ahora lo hago siempre al revés, primero aplico la mascarilla Gliss Ultimate Repair, de Schwarzkopf y después una champú energizante de Keims Cosmétics, y aunque lamentablemente no puedo dar una explicación más concreta de porqué sucede, he podido comprobar que funciona, el pelo tiene mucha mejor forma y además un aspecto sedoso, con rizos más definidos y sin verse apelmazado.

Unos días también probé con un acondicionador que me habían recomendado, Oro líquido de Salon Hits, pero no noté los mismos resultados, así que de momento me quedo con la mascarilla que me va genial, añadiendo al final del enjuagado un buen chorro de agua fría en el pelo para dar todavía más brillo.

¿Qué os parece la idea? ¿Habéis probado ya el lavado inverso? Me encantaría saber cómo os ha ido.

Fotos | The Road is Home En Trendencias Belleza | Tipos de cabello, ¿qué necesidades tiene mi melena?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos