Compartir
Publicidad

Distintas pieles, distintos cuidados

Distintas pieles, distintos cuidados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La naturaleza no se porta igual con todas las mujeres, unas envejecen mejor que otras, sin embargo nunca hay que bajar la guardia y en lo posible adelantarse a ella. Habiendo distintas pieles estas necesitan distintos cuidados, por eso la importancia de estar siempre dándolas lo que más necesiten en cada momento.

La piel del cuerpo también envejece, quizás en menor proporción que la cara, cuello y manos simplemente por que la mayoría del año la tenemos oculta del aire y del sol. Si te fijas en las zonas de baños en las pieles de los demás sabrás que piel está más envejecida dependiendo del clima donde viva cada persona.

Vamos a hacer una relación de los diversos problemas más comunes que puede tener nuestra piel y los cuidados que en su caso necesitan.

  • Piel gruesa y rugosa. Las personas que tienen la piel dura con el paso de los años tendrán muchas zonas con fuerte tendencia a ponerse rugosa, sobre todo rodillas, codos, talones y manos. Estas pieles necesitan exfoliación periódica y una hidratación profunda cada pocos días. Las zonas más conflictivas necesitan además un repaso con la piedra pómez.

  • Piel caída o flácida. La piel se renueva cada cierto tiempo, sin embargo embarazos, dietas, pérdidas y aumentos de peso, no hidratarse, pueden hacer que su sostén natural pierda fuerza día tras día. El colágeno de la piel pierde su consistencia y nuestro organismo con el paso de los años no lo va reponiendo con la medida adecuada. Cremas reafirmantes y tensoras son las que se necesitan en este caso.

  • Piel muy seca. Nuestra piel tiene problemas para retener la humedad y el agua que hay en nuestro interior, se nos seca, nos tira y nos da la sensación de que nos duele sobre todo cuando estamos en el exterior. Aquí también hace falta mucha hidratación pero en este caso yo la aplicaría con aceites que son más cubrientes y duraderos en nuestra piel.

  • Piel delicada y fina. Parece en algunas ocasiones transparente, se notan venitas y parece que está a punto de partirse. Esta piel necesita hidratación diaria con cremas que estén vitaminadas para darles más fuerza y peso. La exfoliación será necesaria pero muy ocasionalmente, si es con exfoliantes que no contengan grano mejor que mejor.

La base de una piel cuidada es la rutina día tras día, ser constante con los tratamientos para ver los resultados a corto, y lo más importante, a largo plazo.

Imagen | rimedhitaf En Arrebatadora | Una buena exfoliación te dejará la piel nueva, Piel adolescente cuidada y sin estrías

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos