Compartir
Publicidad
Publicidad

Dientes, dientes ¿nos los cuidamos más y mejor?

Dientes, dientes ¿nos los cuidamos más y mejor?
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una sonrisa por favor, ¿no te atreves?, ¿no te gusta lucirlos?, tus dientes están límpios pero quizás podrían estar mejor si les dedicaras más tiempo que el que les dedicas con el cepillo. Hoy vamos a daros unas cuántas pautas para que, siendo constantes, tengáis unos dientes más blancos y a salvo de caries y mal aliento.

A todas nos puede pasar, vemos las fotos de nuestra niñez y exclamamos ¡que dientes tenía! y no es por el tamaño de nuestras paletas, si no por la blancura que lucíamos antaño. Poco a poco podemos conseguir ir eliminando manchas de tabaco, café, té y demás tipos de manchas que hayamos causado al diente con el paso de los años. Las manchas por medicamentos deben ser tratadas en tu dentista, esas son hechas de dentro hacia fuera y no son del mismo tipo.

  • Bicarbonato. Antes del cepillado y una vez por semana, para cuidar al máximo el esmalte dental, cepíllate con una mezcla de bicarbonato, unas gotas de limón y un poco de agua. Mantenlo entre los dientes y el cepillo y date un buen masaje con las cerdas en todas las direcciones. El bicarbonato es un excelente blanqueador y base de muchas pastas dentales.

dientes.jpg

  • Agua oxigenada. El truco es similar al de arriba descrito, con la diferencia de que no se usa cepillo, si no un poco de algodón. Frota los dientes antes de lavártelos con el agua y después cepíllalos como siempre.
  • Salvia. Mano de santo para tus dientes, no importa si haces enjuagues con infusión de salvia o frotas sus hojas contra tus dientes, te ayudarán de las dos formas. Además en una planta que también sirve para evitar que te sangren las encías y a la vez para bajar su inflamación si sufres de este problema.
  • Romero. Esta infusión es muy suave y puede ser usada varias veces al día. Yo la uso habitualmente y se nota en muy poco tiempo, lo hago con romero cogido fresco y se nota el aliento fresco por muchas horas. Enjuaga los dientes con la infusión de romero después de hacerlo con la pasta.

dientes2.jpg

  • Lavanda. También se usa en infusión, es ideal usarla también fresca y hacer tu misma la tisana. Si en tu zona no la hay prueba con tomillo o albahaca y si no hay campo cerca de tú casa prueba a cultivarlas en tu casa, unas semillas, un poco de tierra y …¡agua!.
  • Pastas dentales. Vamos a por ellas y nos convencen más por sus colores llamativos y por la publicidad que por sus propiedades en general. Pues dentro de las pastas dentales existe todo un mundo para conocer. Tienes pastas de regaliz (ideal para el mal aliento), ratania y mirra (combate la piorrea) y la papaya (blanqueador natural) y así una amplia gama de dentríficos naturales que puedes encontrar en tiendas especializadas.
  • Kit blanqueadores. Los productos blanqueadores de venta en farmacias prometen alcanzar varios tonos cercanos al blanco, yo no los he probado pero si una arrebatadora nos quiere contar su experiencia estaremos muy atentas a sus explicaciones, ¿te animas?.

Por supuesto que no debemos dejar aparte los cuidados diarios en relación a su limpieza y visitar al dentista cada vez que sea necesario.

Imágenes | Pink, Gabriela Camerotti, sweethardt
En Arrebatadora | Pros y contras de los blanqueadores, Los cepillos de dientes son cada vez más abrasivos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos