Compartir
Publicidad

Cómo cuidar tu pecho al sol

Cómo cuidar tu pecho al sol
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No cabe duda de que el pecho es una zona muy delicada del cuerpo femenino que en las últimas décadas ha ido quedando al descubierto en playas y piscinas. El famoso top-less ha contribuido a que hoy en día no se vean marcas de tirantes de bikini tanto como antes. Este hecho, estéticamente bonito, plantea también la cuestión de cómo cuidar el pecho que exponemos al sol.

Hace unos días os hablábamos de cómo cuidar las zonas delicadas y hoy queremos daros unos consejos sobre la zona específica del pecho en la mujer. Sobre todo os vendrán bien si nunca habéis hecho top-less o lo habéis hecho muy poco, con lo que vuestro pecho no está acostumbrado al astro solar.

El primer consejo, y esencial, es que no podéis exponerlo durante tanto tiempo, desde el primer día, como el resto del cuerpo. Si lo hacéis así, salvo que tengáis una piel a prueba de bomba, vais a obtener rojeces, pecas o manchitas, incluso con protección. Lo mejor es ir destapando la zona poco a poco aumentando el tiempo de exposición día a día. Se puede empezar con 10 minutos, por ejemplo.

El factor de protección es algo imprescindible, una protección alta que proteja la piel tan delicada del área que nos ocupa. Algunas marcas tienen cremas específicas bien para el pecho bien para zonas delicadas. Las cremas con protección alta o específicas para la cara y escote también se pueden utilizar. Yo os recomendaría una protección 40 o superior, sobre todo para los primeros días.

Una vez en casa, hidratad bien la zona tras la ducha. Mejor si aplicáis gel de aloe vera o algún producto que lo contenga (como el aftesun de Clinique). Si veis en algún momento que la zona se irrita-con rojeces o inflamación-deberíais dejar de tomar el sol unos días hasta ver cómo evoluciona. Un buen consejo es usar aceite Johnson’s tras la ducha, y, una vez absorbido, aplicar la hidratante.

Si seguís estos consejos podréis ir tomando un colorcito suave en pocos días, sin peligro de que la piel se queme o estropee ni que se produzca alguna quemadura grave. El color se iguala al del resto del cuerpo fácilmente, así que no es necesario sobreexponer la zona al sol.

Imagen | Reebs en Flickr
En Arrebatadora | Cuida la piel del pecho y el escote , ¿Tienes el pecho caído?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos