Compartir
Publicidad

Aplícate tus mascarillas según el tiempo que haga: frío, humedad, calor, sensibilidad ...

Aplícate tus mascarillas según el tiempo que haga: frío, humedad, calor, sensibilidad ...
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mascarilla facial es uno de los cosméticos imprescindibles de la rutina cosmética semanal, quincenal o mensual (eso depende del humor y del tiempo de cada una. ¡Se hace lo que se puede!). ¿Cuántos tipos de mascarillas tienes?

La pregunta no es para fastidiar, no puedes tener una sola mascarilla por una sencilla razón: la piel no tiene una sola necesidad. Cuando más lo notamos es en invierno: el frío, el viento, la sensibilidad de algunas pieles a los cambios de temperatura.

Soy consciente de que estamos en plena crisis económica y no está el horno para tipos de mascarillas. Por cierto, ¿por qué las marcas no lanzan packs de dos o tres mascarillas distintas en formato pequeño?

nivea-mascarilla-hidratante

Todas las pieles sin excepción necesitamos una mascarilla hidratante. Cuánto más seco es el ambiente (viento del norte, ausencia de humedad) más se deshidrata la piel. Cuando notes que tu tratamiento facial habitual no es suficiente, toca una sesión de mascarilla hidratante.

El frío no ayuda nada a mantener la hidratación pero además le resta nutrición a la piel. Las bajas temperaturas provocan una vasoconstricción de los capilares sanguíneos, son ellos que llevan los nutrientes allí donde llegan. Muchas pieles normales y mixtas necesitan ese extra de nutrición en invierno que no necesitan en verano. Una mascarilla nutritiva le hará mucho bien a la piel.

Las mascarillas purificantes son ideales para combinar las zonas con exceso de sebo de las pieles mixtas. En invierno no son tan necesarias. Si solamente tienes este tipo de mascarilla, ¿qué te aplicas en invierno? Ahí entra en juego de nuevo la mascarilla hidratante.

mascarilla-de-arcilla-rosa-

Las pieles sensibles tienen una de las armas desensibilizadoras en la mascarilla. La segunda es el serum. Generalmente ya son además hidratantes, algunas incluso nutritivas. Pero si la que usáis normalmente no tiene el plus nutritivo que rechazáis en verano, pedidle una a los Reyes Magos. Primero os aplicáis la mascarilla para pieles sensibles, la retiráis y aplicáis la segunda, la nutritiva.

Como suelen tener una caducidad de 9-12 meses, no se estropeará la que no utilicéis durante unos meses. La piel volverá a cambiar de necesidades y podréis volver a aplicarla. Para bolsillos apurados, podéis compralas a medias con una amiga.

Masque-Immortelles-azul

En Trendencias Belleza | Hydrating Gel Mask with Natural Waters Captors de Lancôme. Probamos su efectividad, Mascarilla en parche de gel 'Perfect White' de Guerlain. Cómo se utilizan y qué resultados obtienes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio