Compartir
Publicidad

Agua de rosas, házlo tu misma en casa

Agua de rosas, házlo tu misma en casa
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si te consideras arrebatadora y también un poco cocinillas esta receta de estar por casa es para tí, si añadimos que te encanta experimentar y buscar lo mejor para tu piel toma nota de cómo hacer tu misma en casa tu loción de agua de rosas.

El tónico o loción de agua de rosas hace maravillas en una piel sensible, pero también cuida de la piel grasa, ayudándola a segregar menos sebo y afinando el poro, y de la piel seca, alimentándola para evitar la tirantez constante. Son recetas de muchísimos años atrás, cuando las mujeres tenían que buscarse la vida para estar bellas y no tenían un tienda cerca ni dinero, en muchas ocasiones, para comprarlo ya preparado.

rosa11.jpg

La receta es fácil de preparar, todos los ingredientes se compran en una herboristería o en tiendas especializadas. Necesitamos 200 gr. de pétalos de rosas de las variedades castellana o silvestre, un litro y cuarto de agua destilada y un poquito de tintura de benjuí.

Hierve el agua con los pétalos en una olla tapada al menos dos horas con el fuego al mínimo posible. Cuándo acabe no lo destapes para evitar que se escapen los vapores condensados en la tapadera y déjalo reposar 48 horas a temperatura ambiente. A continuación vuelve a cocer una hora y déjalo enfriar. Fíltralo con un filtro de infusiones insistiendo en apretar bien los pétalos de rosas para sacarlo bien toda su esencia.

Ya estamos casi acabando la receta, añade al preparado de rosas dos cucharaditas de tintura de benjuí para conseguir fijar los aceites esenciales del preparado. Esta tintura está sacada de una resina y es un excelente protector cutáneo y forma parte cómo ingrediente de multitud de cremas, lociones y tónicos de belleza.

rosa2.jpg

El líquido resultante es tu propia ¡agua de rosas! hecha por tí y no tiene nada que envidiar a las que se puedan comprar en farmacias o parafarmacias. Ahora también será importante cómo lo mantegas en perfecto estado para conservarlo con todas sus propiedades, lo mejor es tenerlo en la puerta de la nevera y sacarlo poco en poco en un frasco con spray para el uso diario.

Usándolo bien frío antes de maquillarte, conseguirás fijar la base y hacer que te dure impecable por mucho más tiempo. Con la cara lavada también se consigue tener la piel perfecta, límpiala cómo siempre y remata pulverizando el rostro con el tónico, conseguirás evitar brillos durante muchas horas y se difuminan arrugas y el gesto cansado.

Previene las estrías, por ello en embarazadas es conveniente pulverizar la tripa a menudo y darse un ligero masaje, con ello conseguimos dos cosas, preparar la piel y ¡comunicarnos con el bebé!. También tiene propiedades antisépticas lo que le hace ser un aliado perfecto para combatir acné, desinfectar espinillas ya tocadas o granos que ya tienen herida hecha en la piel.

Cómo verás el agua de rosas es todo en uno en cuestión de belleza y cosmética, ¿a qué esperas?. Por cierto, no vale robar las rosas de jardines públicos…¡es un delito!. Ya nos contarás.

Imágenes l Vermin Inc, bunchofpants, dougmino
En Arrebatadora l La cosmética se apunta al rosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos