Compartir
Publicidad

Cabello escalado: Cómo recogerlo con una banana y no morir en el intento

Cabello escalado: Cómo recogerlo con una banana y no morir en el intento
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo llamáis vosotras a este accesorio del pelo con dientes? Aquí lo llamamos banana y en realidad no tengo ni idea del por qué. Es un artilugio que utilizo mucho y que me encanta cómo queda una vez puesto. Pero hay que saber ponerlo. Tengo un truco.

Las que lleváis melena más o menos igualada, no tenéis tantos problemas para que la esquina superior, donde se cierra la banana, prenda todo el cabello y quede todo bien cogido. Pero si llevas el cabello escalado como yo, es una historia distinta: en ese extremo superior se lía una con los pelos que mejor dejarlo suelto.

Pinza-pequena

Pero si recoges previamente la parte superior del pelo con una pinza, se simplifica la operación recogido banana (que precisamente no tiene nada que ver con un recogido banana. En fin …). Ese pelo a la altura de las orejas es el que se revoluciona cuando quieres utilizar la banana.

Paso-intermedio

Una vez prendida la pinza, agarra el cabello como si fueras a hacerte una cola. Debes colocar la banana abierta en la nuca y coger los dos extremos de la banana, allí donde hace una forma complementaria que sirve de cierre.

Ajustar-la-banana

Suelta el pelo y concéntrate en la banana cogida con las dos manos por esos dos extremos. Inclina la cabeza un poco para atrás y eleva la banana desde la nuca hacia arriba, hasta que puedas cerrar el accesorio más arriba de la pinza. Así quedará más estilizada y recogerá bien el cabello escalado sin que hayan mechones descontrolados.

Resultado

Sólo te queda quitar la pinza: aquí tienes el resultado. Me encanta este invento porque es muy fácil de poner y parece que tengas el pelo más largo de lo que realmente lo tienes. Si aprendes a colocarla bien, favorece mucho simplemente porque el recogido no es la típica pinza ni el típico pasador.

Es cierto que el cabello va a ir resbalando poco a poco y que hay que realizar la operación varias veces al día. Pero es un gesto rápido y te aseguro que, con un poco de práctica, lo puedes hacer con los ojos cerrados. No necesitarás espejo. ¿Cómo lo haces tú?

En Arrebatadora | Tendencia para el flequillo recto: suavízalo con un corte redondeado, Una trenza para copiar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos