Compartir
Publicidad

Probamos los perfumes más exclusivos (y alucinantes) de Penhaligon's llegados desde la campiña inglesa

Probamos los perfumes más exclusivos (y alucinantes) de Penhaligon's llegados desde la campiña inglesa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si oís el nombre Penhaligon's inmediatamente tenéis que asociarlo al más puro lujo del mundo del perfume. A una de esas casas que llevan creando aromas desde 1870 y que cuenta en su haber con algunas de las fragancias más exclusivas que os podáis imaginar. Por ello, cuando cayeron en mis manos las últimas creaciones de la marca de la línea Portraits, a las que han llamado Constance & Mr. Sam, sabía que iba a alucinar y os aseguro que lo sigo haciendo con cada detalle.

Penhaligons 1

Changing Constance: Hermana de Lady Blanche, Constance es lo que se denomina una mujer muy moderna. Un signo de los tiempos y los tiempos están, sin duda, cambiando (¿Dylan? No, seguramente aún no, ¡seguimos llevando corsés!) Por supuesto, el progreso es el progreso pero, ¿se casará algún día? ¿Por qué trabajar? ¿Qué tiene de malo nuestro gobierno? ¿Y por qué tiene que opinar siempre de todo? A pesar de todo esto, los hombres caen rendidos a sus pies, los niños la adoran y el personal la trata de una forma especial. Pero, ¿qué es lo que se le escucha reclamar? Hacer de lo femenino algo nada femenino. Realmente preocupante. Lo siguiente será llevar pantalones. (Santo Dios, ¿qué llevarán los hombres cuando las mujeres lleven pantalones?)

Una de las cosas más curiosas que acompañan a estos perfumes es la historia que narran y que forma parte de su sello propio. Sin duda merece la pena leerlas y disfrutar de su carácter ya que nos envolverá en su propia esfera de realidad.

Así, estas dos nuevas fragancias de Portraits están dedicadas a Constance y a Sam, como sus propios nombres indican, siendo la primera de mujer y la segunda de hombre.

Penhaligons

Sin duda, lo primero que llama la atención es el packaging ya que se trata de botellas muy robustas de cristal (pesan bastante) donde lo realmente llamativo son sus tapones ya que el de mujer es una cabeza de cabra, mientras que el de hombre es una cabeza de toro. Además, sus cajas son una verdadera maravilla, con unos dibujos preciosos que querréis tener siempre a la vista.

Por lo que se refiere al aroma en sí es de los que enamora al instante ya que tiene el punto justo de todo lo que me gusta. De hecho se trata de un perfume que no contiene flores, ni maderas, es de la familia oriental especiado. Y es que parte de una entrada fresca, pero donde ya se aprecia ese toque especiado, donde se mezclan sus notas de cardamomo y pimentón (sí, curioso pero cierto), que se combina con caramelo de mantequilla salada, tabaco y vainilla, resultando un perfume con mucha personalidad pero que no se hace pesado, apto para usar tanto de día como de noche, con un punto dulce de la vainilla que suaviza pero no empalaga. Realmente, para mi gusto y olfato, tiene el punto justo de cada cosa.

De hecho, os diré que lo he usado muchísimo desde que lo tengo en mis manos, aunque también os diré que es un perfume que no es apto para todos los bolsillos ya que tiene un precio de 235 €, ni más ni menos, lo que lo convierte en un perfume súper exclusivo y la gran joya que ahora mismo tengo en mi tocador.

Penhaligons 6

The Blazing Mister Sam: Un americano en el extranjero; en Londres, para ser exactos, que gasta a su antojo, lleva una vida acelerada y habla alto. Pero su compañía es cautivadora y su conversación, una delicia. El barco de ensueño americano, con grandes dosis de «je ne sais quoi». Tiene grandes expectativas y los scones (¿no son como los muffins?), están sencillamente exquisitos. En ocasiones utiliza la expresión la «octava maravilla», simplemente para desconcertar a sus colegas del otro lado del charco. Conduciendo su pretencioso nuevo Ford, Sam es conocido por deslumbrar con su sonrisa fácil mientras arrastra las palabras en un «Hola, ¿qué pasa?». Sin embargo, la Condesa Dorothea no parece estar muy entretenida. La gran mueca (indiscreta), la gran barbilla (impropia), los hermosos ojos (peligrosos) y esos generosos dones (vulgares)…bueno, puede que los suyos no.

Y luego tenemos el perfume de hombre, que también tiene su propia historia, como podéis leer. Se trata de un perfume reconfortante, cálido, sexy y profundo, un perfume de hombre de esos que gusta oler y disfrutar, moderno pero a la vez con mucha clase y basado en ingredientes similares al anterior como el cardamomo, el comino, la pimienta negra, notas de cachemira, tabaco y pachulí.

Un perfume que querréis para vuestros chicos sí sí, aunque también habrá que ahorrar ya que su precio, igual que el anterior, es de 235 €.

Dos verdaderas joyas de la perfumería de lujo con las que disfrutar con todos los sentidos.

El producto fue facilitado para la prueba por Penhaligon's. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio