Compartir
Publicidad

Acudimos a la presentación de La Tentation de Nina, y entrevistamos a Olivier Cresp y a Vincent Lemains

Acudimos a la presentación de La Tentation de Nina, y entrevistamos a Olivier Cresp y a Vincent Lemains
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer por la mañana Trendencias Belleza tuvo la suerte de ser invitada a la presentación de La Tentation de Nina, la reinterpretación de un gran clásico de Nina Ricci de la mano de Olivier Cresp, maître parfumeur.

Dos días antes de San Valentín, Charlie ya os había hablado de este nuevo perfume, ofreciendoos una maravillosa idea-regalo para vuestra Valentina, porque lo cierto es que, aunque La Tentation de Nina fue presentada oficialmente ayer en España, se trata de una edición limitada disponible desde el pasado mes de enero en Francia y en otros países. Así es la vida, ¡las cosas buenas siempre se hacen esperar!

Packshot

La presentación tuvo lugar en un precioso showroom en un edificio emblemático, en pleno centro de Madrid. La localización perfecta para poder realizar todo un parcours que nos permitió ir descubriendo todas las sorpresas que Raquel Puentes de Puig, y todo su equipo, nos tenían preparadas.

Collage

Al entrar, pudimos ver una exposición con algunas de las prendas y accesorios firmados por Nina Ricci pertenecientes a su colección primavera-verano 2014. Luego nos hicieron pasar a una estancia, decorada con una gran mesa blanca que parecía un banco de pruebas, y sobre la cual habían colocado todos los ingredientes que conforman tanto el nuevo perfume como los macarons Ladurée.

Lo primero que hicieron fue proyectarnos el maravilloso spot, realizado por la agencia Dan Paris - que ha obtenido un mención especial en los prestigiosos premios Awwwards -, que parecía invitar a todos los presentes a sumergirnos en un inmaculado salón inundado de luz, donde un frasco en forma de manzana de un alegre color fucsia, colocado sobre un tocador aparece rodeado por un nube de color rosa.

La manzana emprende el vuelo envuelta en el remolino rosa. A su paso, los empedrados de las calles y las fachadas de los edificios del viejo París van colocándose como si fuesen las piezas de un puzzle, hasta llegar a la localización de la pastelería Ladurée, el paraíso gourmet, donde una pirámide de macarons esconde un tesoro: La Tentación de Nina quien, por fin, parece haber sucumbido a la atracción fatal de la manzana, propinándola un buen modisco.

OlivierCresp-VincentLemains

Entrevista a Vincent Lemains, Chef de la Création Pâtissière Ladurée

Buenos días Vincent, gracias por atenderme. Durante tu presentación comentaste que llegaste a la Ladurée en el año 2009.

Sí, antes, estuve trabajando para el chef Alain Ducasse, concretamente en el restaurante Louis XV como jefe repostero. Me cambie porque tenía curiosidad por conocer otros aspectos de la pastelería. Conocía la repostería aplicada al tema de la restauración, y quería sumergirme en el mundo de Ladurée, una pastelería tradicional, de boutique.

Y, ¿cómo es eso de que te dejen carta blanca?

Risas. La verdad es que no lo se, se lo tendrías que preguntar a David Holder (presidente de Ladurée) , quien ha puesto a mi disposición un auténtico laboratorio, de setenta metros cuadrados, equipado con todo lo necesario. ¡Estamos equipados como los grandes! En él, trabajamos cuatro personas, realizando investigación y desarrollo de nuevos sabores, y texturas.
Macarons

¿Cada cuánto tenéis que presentar nuevos proyectos?

Con una frecuencia aproximada de cada seis semanas, convoco un comité de aprobación con las cabezas pensantes de la marca, capitaneado por David Holder. En cada una de estas reuniones les damos a probar una veintena de productos que validan, rechazan o en los que hay que seguir trabajando. De esta forma es como avanzamos, todos juntos.

¿Cuántos te suelen aprobar por sesión?

Aproximadamente el ochenta por ciento. Risas. La verdad es que es un porcentaje de éxitos que no está nada mal. Procuramos ir directamente a lo esencial, teniendo siempre muy en cuenta los deseos y las expectativas de la clientela y, lógicamente, también los de la dirección. Y no dispersarnos en propuestas que no tendrían ningún sentido en Ladurée.

Las colaboraciones de Ladurée con grandes diseñadores son famosas en el mundo entero. En estos momentos estoy recordando la que realizasteis con Louboutin o con Lanvin. ¿Esta joint-venture con Nina Ricci ha sido diferente con respecto a las precedentes?

Carrito
Ha habido mucha más relación con la marca. Aunque tuve la suerte de poder trabajar en alguna ocasión con Albert Elbaz hubo muchas menos ocasiones de verse, de poder realizar intercambios, la relación era más con el departamento de marketing de Lanvin, por lo que la concepción de los macarons fue prácticamente obra nuestra. Con Olivier Cresp, en cambio, ha sido una experiencia alucinante. ¡Ojalá la podamos repetir!

Un momento, ¿estás queriendo decir que igual hay ya algún proyecto en cartera?

Risas. ¡No sé, ni idea!

Bueno, volvamos a lo que nos ocupa. ¿Os sentís satisfechos del resultado de La tentation de Nina?

¡Claro, sino no estaríamos aquí! (Más risas). Si te fijas en el color del frasquito, verás que nos hemos acercado muchísimo con estos macarons que hoy os presentamos al fucsia de la carta de color que quería Nina Ricci. Como en Ladurée sólo trabajamos con colorantes naturales, tuvimos que emplear dos tonos de rojo, mezclándolos con un poco de amarillo. Ha sido una experiencia parecida a la que utilizan los pintores al mezclar los tonos en su paleta.
Bandeja
Me ha sorprendido mucho que me invitaran a este evento porque Ladurée todavía no está implantada en España, por lo que esperamos que esta acción seduzca a los españoles.

¿Sabes si existe algún plan de abrir un flagship Ladurée en España?

Ni idea, eso es algo que deberías preguntar a David Holder. Pero estaría bien eso de endulzar la vida a los españoles.
Olivier

Entrevista a Olivier Cresp, Maître Parfumeur

Cuando recibe una llamada de los responsables de marketing de Nina Ricci para proponerle que rehaga un perfume que ya se comercializaba, ¡qué es lo primero que se le viene a la cabeza?

Un perfume es como una obra de arte, como una pintura, que nunca se termina; pero, en algún momento hay que pararse. Te reúnes con el cliente, en este caso con los responsables del departamento de marketing, y después de consensuarlo, decides que ya está bien, que hay que parar.
Los clientes hacen tests en todo el mundo, obtienen un montón de información y, llega un momento en el que deciden que ya hay que lanzar el resultado del perfume que se está probando. Y, nos paramos. En realidad, son ellos quienes toman la decisión de cuando llega el momento adecuado. Con respecto a mi existen dos posibilidades: o me doy por satisfecho de inmediato - ¡y suele ser raro porque una obra maestra requiere que se trabaje mucho en ella! -, o me siento contrariado. Para el perfume Angel de Thierry Mugler llegamos a hacer 630 pruebas. 630 fórmulas que sopesamos en dos años y medio.
Lo que ocurrió fue que, a partir del intento número 600, todos los resultados eran buenos. Nos paramos en el 608, pero el 600 ya era maravilloso, al igual que el 619. Llega un momento en el que te tienes que parar, aunque resulta difícil cuando uno busca la perfección.
Eatme

La asociación con Ladurée ha tenido que resultar extremadamente atractiva, ¿verdad?

Yo soy esencialmente curioso, me gusta el cambio y además ha supuesto lo que en Francia llamamos "une belle rencontre" con Vincent Lemains, que es un chef pastelero repostero lleno de talento, con una magnífica trayectoria y que probablemente nos de muchas alegrías a lo largo de su estupenda carrera.
Ha significado un intercambio de conocimientos, y estoy encantado de que nuestros caminos se hayan cruzado . Yo le he enseñado mi fórmula, mis acordes, y él me ha mostrado sus secretos a la hora de elaborar los macarons, juntos hemos dosificado las cuatro o cinco materias primas que componen el macaron, y ha supuesto una experiencia estupenda.
Bodegon

Mientras le entrevistaba me ha dado la impresión de que tenían proyectos, y que no iban a tardar mucho en volvernos a sorprender. No ha dicho nada, pero por la forma en que hablaba de su trabajo, de la admiración que siente hacia Vd, creo que no voy mal encaminada, ¿verdad?

Risas. ¡Es lo que tienen "les belles rencontres"!

¡Genial! Entonces, les vuelvo a emplazar en dos o tres años, para ver con qué nos sorprenden. Sólo una pista, tengan muy en cuenta que en España nos gustan mucho los cítricos.

Es cierto, en 1985 cree un perfume maravillo, el primero que hacía para España, lo llamaron Aire de Loewe. Era un gran perfume, y estaba lleno de cítricos. También hice la Esencia de Loewe, pero que es un perfume mucho más pesado.
Acordes

¡Por eso habla tan bien el español!

Sí, por aquel entonces venía mucho a España, me gustaba. Me encanta la cultura española.

Bueno, pues me despido felicitándoos a ambos por una joint-venture tan prometedora. Se me ha olvidado preguntárselo a Vincent, pero en España sólo se podrá comprar el perfume "La Tentation de Nina", ¿verdad?

Sí, porque, de momento, no existe ninguna boutique Ladurée en España, aunque en Francia y en algunos otros países donde ya está implantada la firma sí que venderán estos macaron Nina Ricci durante todo un año. El perfume se puede comprar en grandes almacenes, perfumerías seleccionadas y en las tiendas de Nina Ricci. Esta mañana, en el aeropuerto, antes de coger el avión he visto que vendían los macarons La Tentation de Nina Ricci junto con el perfume, ¡y también velas perfumadas con la esencia de la fragancia!

La Tentation de Nina, una edición limitada de un perfume y de un macaron, nacida del encuentro entre dos prestigiosas maisons francesas. Un nuevo capítulo de un cuento que nació en el 2006, protagonizado por un frasco con forma de manzana que se renueva con el aire de los tiempos, y que resulta extremadamente suave al tacto.

La nueva creación de Olivier Cresp se asocia a un macaron creado por el chef Vincent Lemains de Ladurée siguiendo la indicación de los acordes marcados por el maestro perfumista: frambuesa, almendra, limón, extracto absoluto de rusa búlgara, vainilla bourbon, almizcle blanco y sándalo. ¡Un auténtico torbellino de pura sensualidad olfativa y golosa!

¡Todo un reto esto de trabajar una fragancia como si fuese un macaron, y un pastelito de merengue y frambuesa como si fuese un perfume! Un desafío que estos dos artistas han aprobado con sobresaliente. Una creación en osmosis para intensificar la tentación de un sueño, que es un asalto a todos los sentidos.

Packshot4

Algunos datos curiosos

  • En Ladurée trabajan 100 pasteleros que, cada día, elaboran 70 kg de macarons.
  • En cada macaron ponen 10 g de confitura de frambuesa.
  • Las hojas de pan de oro vienen en cajas de 20 unidades. Cada caja cuesta 100 euros, y se aplican, de una en una, mojando la yema del dedo en agua y "pescando" la fina hoja con la yema.
  • El macaron no puede ser consumido nada más ser montado, ha de permanecer en la nevera durante, como mínimo, 12 horas. De lo contrario está muy duro.
  • El macaron La Tentation de Nina cuesta 1,90 euros (exactamente igual al resto de los macarons que fabrica Ladurée).
  • Los macarons La Tentation de Nina se venden en cajas redondas de 14 macarons y en cajas cuadradas de 8 macarons.
  • Existe también una vela perfumada con la esencia del perfume La Tentation de Nina.
  • El pefume La Tentation de Nina es una edición limitada, y cuesta 58 euros, 50 ml.
  • Los macarons La Tentation de Nina se venderán en todas las boutiques Ladurée durante todo un año.

Más información | Nina Ricci En Trendencias Belleza | Nina Ricci cae en la tentación de Ladurée, y creo que yo también En Embelezzia | La nueva tentación de Nina Ricci es una manzana con olor a los macarons de Ladurée

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio