Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos la Troublemaker Mascara de Urban Decay, pestañones asegurados
Maquillaje

Probamos la Troublemaker Mascara de Urban Decay, pestañones asegurados

Publicidad
Publicidad

Hace unos días cayó en mis manos la nueva máscara de pestañas de Urban Decay, la Troublemaker de la que, lo primero que llama la atención, sin duda, es el diseño del packaging que no puede ser más molón, de metacrilato, con sus colores muy vistosos metalizados. Sin embargo, lo mejor está en el interior...

Desde Urban Decay, nos cuentan que la Troublemaker Mascara multiplica por 13,7 el volumen de las pestañas y les da un negro intenso radical, sexy y arrebatador. Además, sus diminutas y precisas cerdas peinan, separan y agarran las pestañas para ir dejando el producto a su paso y darte un efecto multiplicador al instante, y es que el cepillo crea un abanico con las pestañas a medida que las cubre, separa y curva al tiempo que aplica la cantidad perfecta de producto. Y está diseñado para alcanzar hasta las diminutas pestañas del extremo interior.

Troublemaker Urban Decay 2

Y ahora os cuento mi experiencia después de saber lo que se ofrece. Os diré que esta máscara tiene muchos pros aunque hay que tener cierta destreza para aplicarla debido, precisamente, a su groupillón.

Por lo que se refiere a los pros, sin duda el volumen es muy remarcable, se consigue con muy poco esfuerzo, además las alarga muchísimo las pestañas, lo cual es de agradecer. Negra es negrísima, de hecho será de las que más negras que he usado, tanto que a la hora de retirarla cuesta un poco, aunque merece la pena.

En cuanto a la "contra" de la que os hablo, más que contra es una cuestión de maña. El cepillo es diferente a los que he usado antes, es de silicona con unos cerdas más largas que otras. De hecho, tiene cerdas muy cortitas que son ideales para dar todo el volumen, mientras que luego tiene unas muy largas que las separa para abrir más la mirada. Pues bien, con esas más largas hay que andarse con cuidado porque meterlas en el ojo está a la orden del día, de hecho con las primeras aplicaciones tenía que ir con mucho cuidado hasta que le pillé las distancias, porque realmente se hacía molesto.

Troublemaker Urban Decay 3

Una vez que se le pilla el aire, la verdad es que es una gran gran máscara de pestañas y con muy buen precio ya que cuesta 25 €, lo que la hace bastante asequible y con resultados realmente buenos. Sin duda, una máscara para recomendar, pero ya os digo, con la que las primeras aplicaciones hay que ir con cuidado.

¿La habéis probado?

El producto fue facilitado para la prueba por Urban Decay. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.

En Trendencias Belleza | Naked 4Some, el cofre de edición 'ultra limitada' perfecto para regalarte por navidad
En Trendencias Belleza | Urban Decay anuncia la paleta "más asombrosa" creada hasta hoy: esta es la nueva Heavy Metal Palette

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos