Compartir
Publicidad
Publicidad

Maquillaje de fantasía para peques, la importancia de retirarlo bien

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mis minivacaciones por Ávila, tuve la oportunidad de pasearme por la XXVI Feria Nacional de Artesanía ‘Arteávila’ y me quedé con el taller de maquillaje de fantasía para niños como una idea más que mostraros.

No es la primera vez que una feria de este tipo o en otras medievales (que me encantan) veo talleres de este estilo. Me parece una forma genial de entretener a los niños y de que ellos mismos puedan explorar su propia creatividad, pintándose el rostro de colores y formas muy originales.

Lo único que me preocupa, eso sí, es qué tipo de productos se utilizan y desmaquillar la piel de los niños. Muchos de nosotros seguro que nos hemos hecho alguna máscara o antifaz, de pequeños, con las pinturas de mamá (estropeándole alguna ya de paso). ¿Y luego qué? O nos desmaquillaba nuestra madre con su desmaquillante habitual o directamente nosotros mismos con agua y jabón.

El origen de los productos y cómo retirarlos

No sé exactamente si los productos que se utilizan en estas ferias son maquillaje convencional o pinturas para disfraces (seguramente ambos). Lo ideal sería que fueran productos hipoalergénicos y no comedogénicos. Además, también es interesante que no sean muy grasos para que no se arruine el maquillaje con el sudor de los peques.

En el primer caso, productos convencionales de maquillaje, necesitaremos un desmaquillante suave o toallitas, mejor si son para pieles sensibles, para no irritar la piel de nuestros niños. Hay que cerciorarse de no dejar ningún rastro, y desde luego no dejar que el niño se vaya a dormir con la cara pintada.

En el segundo caso, maquillaje para disfraces, muchas de esas pinturas se quitan fácilmente con agua y jabón, de hecho suelen ser pinturas al agua que aplicas con pincel. Pero yo recomiendo seguir el mismo proceso anterior, un desmaquillante muy suave para pieles sensibles, ya que el jabón podría irritar o resecar en demasía.

Sea cual fuere el tipo de maquillaje empleado, hay que procurar no restregar ni frotar. Es decir, es mejor dar varias pasadas, o repetir el proceso de desmaquillaje antes que afanarse en frotar una zona, recordemos que la piel del niño es frágil y la podemos irritar enseguida.

Lo ideal, para rematar el asunto, es aplicar una crema hidratante muy ligerita (puede valer un poquito de la crema de día que utilice la mami) en la piel del niño una vez hayamos limpiado bien el rostro. Así nos aseguraremos de reponer los niveles de hidratación que hemos arrastrado con la limpieza del maquillaje.

Vídeo e imagen | Ávila Digital En Bebés y Más | Maquillaje para niños En Arrebtadora | Videojuego para las arrebatadoras más pequeñas , Maletines de maquillaje para niñas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio