Compartir
Publicidad

La importancia del paso 2: Desmaquillarse

La importancia del paso 2: Desmaquillarse
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si bien en este mismo espacio podéis encontrar consejos de maquillaje, las tendencias, etc., no podemos dejar pasar por el alto que la belleza también tiene su base en el post-maquillaje. Cómo quitarnos el maquillaje y su correspondiente hidratación posterior (paso 3), es algo de lo que hablaremos a continuación.

¿Jabón desmaquillante? ¿Toallita especial? ¿Leche limpiadora? Los hay todos los gustos, olores, texturas. Podemos hacer un breve esquema atendiendo a las partes “en conflicto” y su la hora de la noche que sea.

  • Si tienes tiempo de sobra, y el maquillaje ha sido muy trabajado (una boda, una fiesta, una presentación, una gala, una primera cita o aniversario), te recomiendo la leche limpiadora, agua templada y un buen tónico. ¿Aplicación? Muy sencilla, masaje con la crema y algodón para el tónico. Hay muy buenos tónicos en el mercado, pero me decanto por un producto barato y de farmacia, muy natural: el Agua de Rosas. El olor ya es una excusa para comprarlo.

  • Si el maquillaje ha sido de diario, un viernes normal, un martes con copa y cine, no pierdas tiempo. Las toallitas (para mí, Germaine de Capuccini tiene las mejores), son uno de los mejores productos, rápidos y eficaces para limpiar la piel. No solo de maquillaje, también de grasa acumulada y contaminación. Sino, hacer la prueba… Procura que la toallita lleve elementos vegetales porque tendrán mayor aporte de acuoso, y la piel lo agradece. Dado que la toallita limpiadora desmaquillante es un poco más agresiva para la piel, en el paso 3 hablaremos de una buena hidratación posterior. ¡No te olvides de una crema reparadora!

  • Si la limpieza desmaquillante es solo de ojos, más sencillo. Algodón con la crema o leche limpiadora, todo muy suave para cuidar las pestañas y el contorno.

  • Esto último que os recomiendo es efectivo. La ‘Zona T’, frente-nariz, a veces no está maquillada pero acoge brillos incómodos, grasa, poros más sucios. Para fijar mejor en esta zona la limpieza os recomiendo emplear un bastoncillo de los odios bien empapado de la leche limpiadora. Frotar por las zonas concretas (ya sabéis que la piel de la frente es más dura), y volverá vuestra frente a lucir normal.

Site oficial / Germaine de Capuccini

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos