Compartir
Publicidad
Publicidad
Compras realmente sorprendentes y para repetir: probamos SuperStay Matte Ink de Maybelline
Maquillaje

Compras realmente sorprendentes y para repetir: probamos SuperStay Matte Ink de Maybelline

Publicidad
Publicidad

Me encanta pintarme los labios de rojo, así como de colores fuertes como a la que más, pero me da pereza. Sí, lo confieso, me da pereza el salir de casa toda guapa y luego tener que estar todo el rato retocándome porque he bebido, comido, pasa el tiempo sin más... Así que la mayor parte de las veces opto por labios nude. Pero esto ha cambiado después de probar el SuperStay Matte Ink de Maybelline con el que me he quedado totalmente flipada.

Reconozco que me lo compré un poco por hacer la gracia, típico momento en el que te dice la cajera de la perfumería "con cinco euros más te hago descuento", así que pillas lo primero que tienes a mano y, en mi caso, fue el labial de Maybelline que, si bien, había oído hablar de ellos, no los había probado aún. En mi caso elegí un tono rojo potente, concretamente el 20 Pioneer.

Maybelline 2

Pues bien, a la mañana siguiente quise probar cómo quedaba y, desde ese primer momento me encantó el color, una pigmentación impresionante desde la primera pasada y mate, quizá un mate no total, pero mucho más que otros que había probado.

La primera prueba la había pasado y me metí en la ducha... en ese momento ya supe a qué me enfrentaba porque me costó más quitármelo de los labios que borrar un tatuaje y aún así no se me quitó del todo (entendí porqué en el nombre lleva el ink). En ese momento me di cuenta que en lugar de agua y jabón era mucho mejor optar por un desmaquillador para waterproof y gracias a él, se quitó en un santiamén.

Vista la resistencia, ese día iba a salir a comer por ahí (sabiendo que la cosa se iba a alargar) y me lo apliqué. El día fue largo (demasiado largo ya que acabó bien entrada la noche), no solo tomamos unas cañas, sino que comimos, nos sentamos en una terraza a tomar una copita, y acabamos cenando de nuevo para acabar yendo a bailar. No os voy a decir que no me retoqué, porque sí lo hice, pero ¡en todo el día una sola vez! y porque soy un poco histérica, pero casi no me hacía ni falta. Pasó la prueba de fuego totalmente.

Maybelline 3

En cuanto a la sensación de sequedad que algunos labiales mate dejan, he de decir que hubo algún rato que sí noté los labios secos, pero como podría sentirlos en cualquier otra situación, no los notas hidratados como con un gloss, pero no se acartonan, ni se cuarteó el color ni nada que sí que me ha pasado con otros labiales mate de alta gama. Vamos, que es bastante ligero, sobre todo para lo que aguanta.

Eso sí, en cuanto llegué a casa (bien entrada la noche) y me iba a desmaquillar, lo primero que hice fue tirar nuevamente del desmaquillador de waterproof (en mi caso tengo el bifásico de Kiko que me va a las mil maravillas para casos así) y listo, ya podía desmaquillar el resto.

Como pega diré que según lo aplicas tienes una sensación un poco pegajosa antes de que se seque, pero se quita enseguida en cuanto se seca. No es que tarde mucho en secar, más bien lo contrario, pero todo hay que decirlo.

Sin duda una gratísima sorpresa que compré de casualidad y que repetiría sin duda (de hecho tengo pensado comprar algún tono más) ya que me costó 8,99 €, ¿qué más se puede pedir? Pues que hay diez tonos de lo más molones, creo que mi siguiente adquisición será el 45 Escapist para unos labios vamp.

Chicas, totalmente recomendable si sois unas perezosas como yo que no os gusta estar retocando cada dos por tres, de hecho lo podéis dejar en casa sin ningún problema. De lo mejorcito que he probado hasta el momento.

Sitio Oficial | Maybelline
En Trendencias Belleza | ¡Suma y sigue! Gigi Hadid también crea su propia paleta con Maybelline

En Trendencias Belleza | Maybelline ataca a las imperfecciones con sus nuevos correctores Master Camo Pen

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos