Compartir
Publicidad

¿Salimos a correr? consejos, beneficios y rutinas para ponerte en forma

¿Salimos a correr? consejos, beneficios y rutinas para ponerte en forma
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Correr está de moda, no hay famosa que no salga en la foto haciendo jogging y las carreras populares van en aumento mientras crece cada día más el número de practicantes de este deporte, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que es uno de los que más beneficios nos aporta.

Por eso vamos a aprovechar nuestro especial operación bikini para detallar las claves de esta actividad, una de las más apetecibles ahora que está llegando el buen tiempo.

Es mi primera vez ¿Por dónde empiezo?

Nada parece más fácil que ponerse un chandal, unas deportivas y salir a correr ¿Verdad? Aún así hay algunos consejos a tener en cuenta las primeras veces para evitar lesiones y empezar a rendir adecuadamente.

Lo primero es aprender a escuchar el cuerpo y no tener prisa. Si llevamos mucho tiempo sin practicar ejercicio es mejor no marcarse un ritmo ni una duración determinada las primeras veces. Simplemente salir y observar cómo nos sentimos y cuánto aguantamos cómodamente, alternando el trote con caminatas a paso ligero.

Aunque tengamos muchas ganas de ponernos en forma no hay que salir a correr todos los días hasta que llevemos un tiempo de adaptación. Con dos veces por semana será más que suficiente para empezar, además permitirá que nuestros músculos se recuperen entre sesiones.

Respecto a la ropa en épocas como la que se acerca es mejor que nos quede algo más holgada que en invierno, ya que cuanto más ajustada más retiene el calor, que sea de tejidos naturales y que nos resulte cómoda, dándonos libertad de movimientos, sin olvidar un buen sujetador deportivo que mantenga el pecho en su sitio.

Procura que las zapatillas sean las adecuadas para correr (en la tienda te pueden indicar qué modelos son) y si vas a salir en horas de sol, evitando por supuesto las más calurosas, hacerte con una gorra con visera o protección solar.

Algo que tampoco puede faltar nunca en tus carreras es un botellín de agua, en una riñonera o una pequeña mochila, aunque a mí me resulta mucho más cómodo planificar el recorrido en alguna zona donde sé que hay fuentes para refrescarme. En cualquier caso asegurarse una buena hidratación es primordial.

Correr 2

En marcha, a disfrutar de los beneficios

Si estamos pensando en perder algún kilo de más necesitaremos practicar un ejercicio aeróbico y correr es uno de los más efectivos y asequibles, ya que no dependemos de un gimnasio ni tenemos que seguir un horario indicado.

Es uno de los deportes con el que quemamos más calorías. La cantidad exacta dependerá de la velocidad, nuestro peso etc. pero en 30 minutos se pueden llegar a gastar entre 300 y 600 calorías mientras nos sirve también para quemar grasas y acelerar nuestro metabolismo.

También nos ayuda a tonificar los músculos, especialmente de glúteos y piernas, y prevenir o reducir los efectos de la celulitis de forma mucho más eficaz que todas las cremas anticelulíticas del mercado juntas.

Al correr activamos nuestro sistema respiratorio, nos oxigenamos y fortalecemos el corazón, por lo que evitamos el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Un estudio reciente afirma que si corremos unas dos horas semanales nos estamos regalando 6 años de vida… Es para pensárselo ¿No?

No dejes que la rutina te atrape

Una vez nos acostumbramos a una rutina se hace difícil cambiarla, pero hacer siempre el mismo recorrido, de la misma forma y viendo el mismo paisaje no sólo puede terminar por aburrirnos si no que también entorpece nuestro objetivo de perder peso.

Un cuerpo habituado al mismo tipo de carrera no necesita tanto esfuerzo para realizarla por lo que no quemará tantas calorías. Para romper con esto podemos aumentar la duración un poco más o ir haciendo variaciones de ritmos, con intervalos de mucha o poca intensidad que lo despierten y vuelvan a ponerlo activo al 100%.

Cambiar los recorridos, el tipo de suelo (asfalto, césped, etc.) también nos ayudará a ejercitarnos mejor y estar más motivados.

Aunque ya lleves un tiempo corriendo tampoco hay que pasar por alto nunca un pequeño calentamiento antes de empezar, para ello podemos hacer pequeños movimientos circulares de tobillo, rodillas y cadera e iniciarnos con un pequeño paseo o trote lento.

Al terminar tampoco debemos hacerlo bruscamente, mejor bajar poco a poco la intensidad y finalizar con unos buenos estiramientos para recuperarnos y evitar molestias.

Por último un consejo que sirve para todos los niveles, si sentimos dolor tenemos que parar. Nuestro cuerpo nos está avisando y si no le hacemos caso podemos terminar con un resposo forzado de muchos días, por no querer dejarlo uno sólo.

La primavera es una de las épocas que más me gusta para salir a correr, en mi ciudad al lado del río está lleno de césped, árboles en pleno esplendor y flores. Con semejante paisaje ¡Es imposible no animarse! Y tú ¿Te apuntas ahora o ya hace tiempo que disfrutas de las carreras?

Fotos | Mikebaird
En Vitónica | Cómo evitar un mal desempeño corriendo
En Trendencias Belleza | Quema más grasa haciendo bien el cardio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos