Compartir
Publicidad
Nueve consejos de las hermanas Kardashian que nunca deberías seguir si quieres adelgazar
Dietas y nutrición

Nueve consejos de las hermanas Kardashian que nunca deberías seguir si quieres adelgazar

Publicidad
Publicidad

Gracias a su reality show, que ya lleva 10 años en antena, además de su presencia constante en las redes sociales, hemos visto crecer y cambiar a las hermanas Kardashian, y en algunos casos, adelgazar, ponerse en forma y modificar su figura.

Entre otros cambios, Kim asegura que ha perdido 27 kilos después de su segundo embarazo, Kourtney que bajó más de 15 en cinco meses tras tener a su último hijo y Khloé se ha convertido en un referencia dentro del fitness después de perder casi 20 kilos, mantenerse en su nuevo peso desde entonces y escribir un libro sobre cómo lo está consiguiendo.

Por eso, cuando alguna de ellas habla de sus trucos para adelgazar, las escuchamos con atención. ¿Podría alguno de sus consejos ser la clave que me ayude a mí también a perder esos kilos que me quiero quitar de encima?

Pues siento decirte que lo más probable es que no, porque vengan avalados por ellas, algunos de esos trucos no solo no tienen sentido, es que además no son nada recomendables, y aquí tienes algunos ejemplos.

1. Hacer ejercicio en un traje para sudar

Un traje para sudar es básicamente un chubasquero de plástico, o incluso una bolsa de basura. Khloé cuenta en su 'app' que le gusta entrenar con esto puesto porque suda hasta dos o tres veces más y quema más calorías.

¿Tiene algún sentido? No, y además es peligroso. Es verdad que si te pesas después de entrenar con un chubasquero, notarás una bajada de peso respecto a antes de entrenar. Pero no te emociones demasiado porque será algo temporal, ya que no habrás perdido nada de grasa. Todo lo perdido habrá sido en líquidos, y una vez que bebas todo el agua que vas a necesitar para rehidratarte (y esto es importante: ¡rehidrátate!) estarás en la misma situación que después de haber entrenado de forma normal.

Insistimos en la hidratación porque entrenar envuelto en plásticos supone un enorme riesgo de deshidratación o de sufrir un golpe de calor. No te la juegues en esto, es mejor que no hagas caso a Khloé.

2. No comer alimentos que contengan moho

No, el moho (o los hongos, que son lo que compone el moho) no parece algo muy apetitoso, pero algunos alimentos lo contienen de forma natural, como el queso azul. En otros alimentos, los hongos se añaden artificialmente para producirlos, como ocurre con la salsa de soja, la cerveza o el vino.

Khloe Kardashian En El Gimnasio

Bien, pues el nutricionista de Khloé asegura que parte del plan para perder peso con regularidad y consistencia es evitarlos.

¿Tiene algún sentido? No, ninguno. Obviamente comer alimentos estropeados y mohosos no es sano, pero los alimentos mencionados contienen hongos que han demostrado ser inocuos para la salud y que dan a esos alimentos el sabor que tanto disfrutamos en ellos.

No me interpretes mal. Si quieres perder peso, es buena idea dejar de comer queso azul, cerveza y vino, desde luego. ¡Pero no por los mohos, sino porque tienen muchas calorías!

3. Adiós al gluten

La tirria generalizada al gluten (todas conocemos a alguien que de pronto lo ha dejado, como si fuese un mal vicio, casi peor que el tabaco) ha llegado también a las Kardashian. El nutricionista de Khloe también le dijo que dejase el gluten, y parece que Kourtney ha decidido que ella y sus hijos también van a dejar de comer productos con gluten.

kourtney-kardashian

De hecho, hemos oído que en el cumpleaños de su hermano Rob, Kourtney llevó galletas especiales sin gluten y sin leche para que las comiesen sus hijos en vez de la tarta de cumpleaños. Esto nos parece que roza casi la crueldad infantil.

¿Tiene algún sentido? Depende. Si padeces celiaquía o sensibilidad al gluten, sí, porque en ese caso es probable que comer pan, galletas o bizcochos con gluten te haga sentir hinchada, revuelta y en general incómoda, dificultándote que comas bien, hagas deporte y te cuides.

Pero si comer gluten habitualmente no te causa estas reacciones, no tienes motivos para evitarlo en tu dieta cotidiana, y desde luego es poco probable que sustituir los alimentos con gluten por otros sin gluten te vaya a hacer adelgazar.

De hecho, puede ser al revés. El gluten da a los productos que lo contienen su consistencia y textura. Por eso el pan sin gluten, por ejemplo, parece desmigarse en la boca, parece casi arena.

A menudo, los productos que no lo contienen tratan de compensar su ausencia añadiendo grasas u otros compuestos para hacerlos más agradables. Así que, en lo que a perder peso se refiere, los productos sin gluten no son necesariamente mejores.

4. Beber tés adelgazantes

Kourtney y Kylie han declarado públicamente su preferencia por dos de estas bebidas que aseguran que les han ayudado a perder peso. No está claro si cobran por ello o no (pero creo que si me apostase una mano a que sí, no la perdería).

🖤

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

¿Tiene algún sentido? Más o menos, pero no del todo. Es verdad que algunas infusiones, como la cola de caballo, ayudan con la retención de líquidos, y que una infusión endulzada con unas gotas de edulcorante no contiene calorías, así que, engordar, no engorda (ojo, que si le añades azúcar o miel, la cosa cambia).

Además, son una buena fuente de hidratación, y una alternativa al café si la cafeína se ha hecho reina y señora de tu vida y necesitas rebajar las dosis para volver a dormir por las noches, así como a bebidas azucaradas o alcohólicas.

Pero la diferencia que puede hacer una de estas infusiones respecto a tu peso, si no controlas las calorías que tomas, será minúscula.

5. Dejar los lácteos

Khloé asegura que perdió alrededor de 5 kilos en un mes simplemente dejando de tomar lácteos y tomando sustitutos de la leche, el queso o el helado que estuviesen hecho con variantes de origen vegetal o de otro tipo, como la leche de soja o los helados sin leche.

Last swim before we're off to Cleveland! 💕 PS it's an antique mirror to all the ones who don't know! Step your interior decor game up!

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

¿Tiene algún sentido? Volvemos al mismo caso que el gluten. Si tienes intolerancia a la lactosa o eres alérgico a la proteína de leche de vaca, entonces sí, porque es probable que los lácteos te hagan sentir hinchada, te impidan comer bien y así es difícil cuidarte.

Si ese no es el caso (como no parece ser el de Khloé), quizá lo importante sea plantearse la cantidad y tipo de lácteos que consumes: el queso, excepto el de burgos, es un alimento con mucha grasa y calorías y los helados llevan mucho, mucho azúcar. En fin, que la leche quizá no fuese el problema y que para perder 5 kilos simplemente dejando los lácteos... ¡había que comer antes muchos, muchos lácteos!

De hecho, otra vez, puede ser perjudicial, porque la leche y sus derivados son una fuente rica en proteínas, algo que hace falta si mantienes un ritmo de entrenamientos exigente o simplemente para sentirte saciada y así no comer de más. Además, en el caso de las mujeres es una importante fuente de calcio y por tanto una forma de prevenir la osteoporosis.

6. Una cucharada de ghee por las mañanas

El ghee es una especie de mantequilla menos densa, de origen indio, que originalmente se extraía de la leche de búfala pero hoy en día se obtiene de la mantequilla de vaca. Kourtney asegura que es lo primero que toma cada mañana: una cucharada derretida en el horno, en ayunas. Después no toma nada al menos en 20 minutos, y antes de comer nada más, un gran vaso de agua.

Pablo was here! Cuba 🇨🇺

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

¿Tiene algún sentido? No sé ni por dónde empezar. Bueno, sí: no, no y no. Ningún sentido en absoluto. Primero porque su hermana Khloé nos recomendaba dejar los lácteos porque eso le ayudó a bajar de peso pero ahora resulta que Kourtney comienza los días con una cucharada de grasa proveniente de la leche. Vamos a ver, chicas, aclaraos.

Para seguir, porque beber grasa de origen animal así, sola, no solo nos parece una guarrería, es que además aporta calorías sin saciar, es decir, justo lo contrario que deberías hacer si quieres perder peso.

Y tercero, porque deberías evitar siempre convertir la primera comida del día en una obligación: ni ghee, ni agua con limón, ni tés, ni siquiera el desayuno. Varios estudios científicos han puesto ya en duda esa idea de que el desayuno es la comida más importante del día, y lo más recomendable es tener en cuenta la ingesta total de alimentos en toda la jornada.

Si es algo que te apetece, y que te va a ayudar a saciarte, adelante con ello. Si no, no hay nada que merezca que te obligues a tomarlo. Y mucho menos una cucharada de grasa. Puaj.

7. Semillas de chía para quitar el apetitio

Kourtney ha explicado en su 'app' que consume semillas de chía porque se hinchan en el estómago y así se siente saciada, elimina el hambre y come menos.

kim-kourtney-kardashian

¿Tiene sentido? No del todo, la verdad. Las semillas de chía tienen una densidad calórica muy alta, es decir, que en poca cantidad suman bastantes calorías. Así que usarlas como método saciante no parece una estrategia demasiado inteligente. Para eso, podría comerse, yo qué sé, un trozo de corcho.

El mismo efecto se puede conseguir, teniendo un poquito más de sentido común, bebiendo un vaso de agua grande unos 10 o 15 minutos antes de comer, y ahí sí que salen las cuentas: estás ocupando el espacio del estómago con algo que no tiene calorías y que a tu cuerpo probablemente le venga muy bien.

8. Hacer un 'cheat day'

Un 'cheat day' o 'cheat meal' consiste en darse a una misma un día, o una comida, de vacaciones de la dieta para comer cualquier cosa que te apetezca por calórica que sea. Khloé ha contado que lo hace, y que esos días come todo cuanto quiere.

Ice Cream🍦Please!!!

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

¿Tiene sentido? Quizá sí en el fondo, aunque no parece la mejor forma. Me explico. Lo ideal es adelgazar porque cogemos mejores hábitos alimenticios y los mantenemos a largo plazo. No es tanto "hacer una dieta" sino comer mejor, en general y para el resto de nuestras vidas.

El concepto de 'cheat meal' es algo bastante contradictorio con esa idea, porque supone que tu nueva forma de comer es tan dura, estricta o restrictiva que necesitas hacer un descanso y darte periódicamente un atracón de comida "prohibida". Lo ideal sería que encuentres alimentos y recetas que te gusten y que a su vez sean sanos, reduciendo las calorías para alcanzar tu peso ideal y una vez ahí, mantenerlo. Y si de vez en cuando te dan ganas de comer algo más calórico, pues adelante, pero no sistematizando un día o una comida periódicamente, sino como algo esporádico y siempre disfrutando de lo que comes, sin ansia y sin darte un atracón. Como se suele decir: no es pecar, es vivir.

Sin embargo, digo que quizá sí tenga sentido en el fondo, ¿por qué? Pues porque al final el éxito de una dieta se mide con el largo plazo, y si Khloé consigue mantenerse en su peso durante años haciendo 'cheat meals', quizá esa sea la forma perfecta para ella de mantener sus nuevos hábitos. No es desde luego la forma ideal, pero quizá sea lo que ella necesita para mantener sus nuevas rutinas.

9. Utilizar un "waist trainer"

Un waist trainer es la versión moderna de los antiguos corsés de varillas que daban a las mujeres una bonita cintura de avispa a cambio del ligero inconveniente de no poder respirar. Quién necesita oxígeno, ¿verdad?

Al parecer, no las Kardashian. Kim, Kendall, Kourtney y Khloé han declarado alguna vez lo mucho que les gusta usarlos (de nuevo me juego una mano a que un cheque cambió de manos por el camino), incluso para entrenar, porque aseguran que les ayuda a mantener la figura.

¿Tiene esto sentido? Depende. Si lo que quieres es afinar tu cintura para ponerte un vestido en un día especial, pues sí. Solo asegúrate de que sea tu talla, que puedes respirar cómodamente y que no lo llevas demasiadas horas (entre 8 y 10 como mucho).

Si lo que buscas son cambios permanentes... me temo que no. Los corsés antiguos se utilizaban a diario desde la adolescencia. Las mujeres crecían dentro de ellos y por eso les daba forma, pagando un alto precio en forma de deformaciones y problemas de salud. Es un precio demasiado alto.

Usados correctamente, estos "waist trainers" no causan modificaciones permanentes en el cuerpo, ni en la situación de los órganos ni de los huesos. Es decir, que son seguros de utilizar, pero no te hacen adelgazar por arte de magia, y si te hacen adelgazar, es que no los estás usando con seguridad y deberías quitártelo ya mismo.

Imitar a las Kardashian y seguir sus locos consejos no merece la pena si el precio es tu salud.

En Trendencias Belleza | Kim Kardashian pierde 30 kilos tras el parto siguiendo la dieta Atkins. La analizamos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio