Compartir
Publicidad
Publicidad

Agrega nuevas semillas a tu dieta

Agrega nuevas semillas a tu dieta
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la búsqueda de una dieta equilibrada (además de deliciosa) es bueno probar cosas nuevas, por ejemplo nuevos alimentos o combinaciones. Una buena alternativa, fácil y rápida para consumir nutrientes como el calcio, el omega 3, antioxidantes y fibra, es agregando pequeñas cantidades de nuevas semillas a nuestra dieta.

En nuestra dieta ya están presentes algunas semillas o cereales, pero hay muchas más semillas que podemos consumir, como la semilla de sésamo o ajonjolí (las que ponen en el pan de hamburguesa), de amapola, girasol, lino o linaza, chía (es una semilla mexicana), calabaza, etc. Se las puede encontrar crudas o tostadas, peladas o con cáscara, de modo que podéis consumirlas directamente, sin tener que cocinarlas.

Sus beneficios son muchos y enumerarlos para cada una nos tomaría horas muchas páginas, pero para poner un par de ejemplos, 5 cucharaditas pequeñas de sésamo o amapola proporcionan el calcio de un vaso de leche, mientras que un cuarto de taza de linaza (lino) nos entrega tanto omega 3 como medio kilo de salmón. Además las semillas de amapola son consideradas un sedante natural, excelente para las épocas de estrés.

El gran pero de estas semillas es su aporte energético, de alrededor de 550 calorías cada 100 gramos, pero no es necesario comer tantas para gozar de sus beneficios, basta con una cucharada. Una forma sencilla de incorporarlas a la dieta es espolvoreando unas pocas sobre algunas comidas: esto ayudará a evitar que los niños o nosotras mismas las rechacemos a causa de su textura diferente o sabor. Por ejemplo,

  • Si tomáis yogur, agregadle una cucharadita de semillas (esto también funciona con los suplementos de fibra).
  • Espolvoread una pizca sobre un pan, tostada o galleta con mermelada o miel.
  • Podéis beberlas en infusión, en especial la amapola.
  • Mezcladlas con cereales.
  • Agregadlas a toda clase de ensaladas, aumentando también vuestro consumo de fibra.

Una forma alternativa de gozar de algunas de los beneficios de las semillas es usar sus aceites en las comidas. Sin embargo, creo que esto puede llegar a ser más complicado, puesto que algunos aceites no deben ser consumidos a temperaturas muy altas o pueden ser difíciles de encontrar en forma pura (por ejemplo, el aceite de semillas de calabaza puede tener aceite de girasol, para abaratar costos).

La mayoría de las semillas que os he mencionado se encuentran en los supermercados, pero también en herboristerías y tiendas de productos naturales, puesto que constituyen un excelente complemento nutritivo para los vegetarianos o veganos, por ejemplo.

Imagen | dtcreations
En Arrebatadora | El lino dorado, sus propiedades y beneficios, Semillas de sésamo contra el envejecimiento de la piel
En Vitónica | Truco saludable: agrega semillas al desayuno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos