Compartir
Publicidad

¡Llega el sol por fin... y la protección! Probamos las solares de Clarins

¡Llega el sol por fin... y la protección! Probamos las solares de Clarins
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya está aquí el buen tiempo y el sol. Qué ganas teníamos... Por eso, no debemos ser alocadas y que el bronceado nos ciegue. Empecemos desde el primer día con protección alta y con los cuidados necesarios. Si no lo pagaremos caro, nuestra piel lo pagará caro. Y la apariencia de nuestra piel, más aún. Por eso, este fin de semana, aunque no he hecho excesos, no he pisado la playa y sólo he paseado por el bosque, he probado las solares de Clarins. Uno de mis laboratorios favoritos desde que descubrí sus aceites durante mi embarazo. Sin duda, Tonic de Clarins es de los mejores para luchar con las estrías. Así que, ahora que toca luchar contra los signos de la edad y los radicales libres, y ahora que me he propuesto firmemente no abusar del sol, probamos los solares de esta gran firma.

Después de haber probado muchas cremas (Shiseido, Isdin, Biotherm...), creo que lo barato sale caro y lo bueno se paga, pero a la larga sale bien de precio. Soy de las que cree que en solares no hay que escatimar en precio, me gusta comprarlas en farmacias o de muy buenas marcas. Al fin y al cabo, queda mucho por andar en la legislación de la protección solar y en la unificacción de los fotoprotectores solares. Y los laboratorios de prestigio no se la juegan en esto. Por eso, para mí es mejor comprar una buena crema que tres de precio más bajo. Porque al final, usas más, también necesitas paliativos para la piel dolorida y tu capital solar y tu piel se resienten para siempre. Y eso no tiene arreglo ni con todo el dinero del mundo. Clarins en una buena crema a un buen precio sin ser un súper lujo, por eso me ha parecido apropiado empezar probando sus solares.

Soy morena y de piel morena también. Por eso, y porque apenas me he expuesto al sol, para brazos y escote he utilizado la protección media. Clarins Crema Solar Confort spf 20. Es hidratación y antiedad a la vez para el cuerpo. Se trata de una crema de textura consistente, pero muy fácil de aplicar (no lo parece a primera vista) y ligera. Con un aroma suave a plantas, da aspecto satinado y bonito a la piel. Y se agradece. Ya que te ves todavía sin color, te ilumina y es mucho más agradable. Además, se filtra de forma muy rápida y pronto desaparece la sensación de haberte echado la crema para quedar una sensación de hidratación muy agradable. Es resistente al agua, pero si te mojas no hace efecto película ni se vuelve blanca. Os parecerá una tontería (o no), pero ahora, con el iPad y el iPhone, me molesta mucho aplicarme la crema y que se queden las huellas en mis gadgets tecnológicos. Por eso, hago la prueba: a los pocos minutos de haber aplicado la Crema Solar Confort de Clarins no ha quedado ni gota de grasa. La huella del iPhone no engaña.

Stick Solar 30 spf Clarins

En la cara he utilizado el Stick Clarins para zonas sensibles, con spf 30. Un descubrimiento. Sobre todo porque es 100% pantalla mineral. Esto significa que la protección no se corrompe al no haber fórmula química ni con el calor ni con el sol. Además es efectiva desde el primer momento que la usas, no es necesario aplicar media hora antes. Es pequeño y manejable. Puedes llevarlo en cualquier bolsillo o bolsa y es perfecto para reforzar constantemente las zonas más delicadas de rostro, escote e incluso manos: las que son propensas a las manchas. Cada una conocemos bien nuestras zonas clave. Esas zonas necesitan de una mayor protección, pero sobre todo, de una mayor frecuencia en la aplicación de la misma. Me ha parecido especialmente interesante para las deportistas: vela, patinaje, surf... En un momento, puedes sacar el stick cómo si de una "barra de labios" se tratara y reforzar la protección. De forma rápida y eficaz. Y bueno, en la playa y con la arena, la ventaja de no "pringarte", es infinita.

Y aunque, cómo os digo, no he abusado del sol y no he tenido ni un poco de rojez he querido hacer la prueba del After Sun. Lo que más de ha chocado es el tamaño del envase, es muy grande: 400 ml. Pero tiene en su tapón un regulador y sale un flujo pequeño, para poder controlar bien la aplicación y el gasto. Es hidratante, fina, ligera y de acabado muy mate. No deja sensación de grasa. Aunque de momento no os puedo decir si alivia el escozor de las quemaduras. Y espero no tener que decirlo en todo el verano porque cómo os digo, me he propuesto más que nunca protegerme del sol.

Los precios recomendados por Clarins para sus solares son: Stick Solar Especial Zonas sensibles 100% pantalla mineral, protección 30, 21,30 euros, After Sun regenerante intenso: 36 euros, y Crema corporal hidratante y antiedad, portección 20 28,50 euros. Pero una cosa interesante de los productos Clarins, es que si te decides a comprarlos tienes que echar un ojo a su web. Tienen ofertas muy interesantes, precios más bajos que en las tiendas en muchas ocasiones y algún detallito, muestra o talla de fin de semana. Esas cosas que nos encantan a las apasionadas del mundo cosmético.

Más información| Clarins En Trendencias Belleza| Clarins "Instant Light Natural Lip Perfector", el concepto de gloss sublimado a la enésima potencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio