Compartir
Publicidad
Publicidad

Belleza con quilates

Belleza con quilates
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Ahora las piedras preciosas no solo se lucen en las manos, también en nuestras caras. Cada vez son más las casas de cosmética que venden productos con piedras preciosas entre sus componentes. ¿Sus resultados?. Si bien no hay estudios clínicos que avalen al 100% sus efectos positivos en nuestra piel, la verdad que la gente confía cada vez más en estos productos, aunque en mi opinión existe una excesiva tendencia a asociar altos precios a calidad y en muchas ocasiones no están tan relacionados como pensamos.

El oro y el diamante como no podían ser menos son las piedras estrella en la cosmética:

  • Oro: aporta brillo, firmeza y una gran luminosidad, además de que cada vez son más comentadas sus propiedades regeneradoras. Incluido en minúsculas partículas lo podemos encontrar cada vez en más productos. El gel hidratante L'Or de Guerlain es un claro ejemplo (60 euros). Este producto aporta frescor y luminosidad, en mi opinión posee demasiada cantidad de alcohol, y si quieres ver los efectos de luminosidad del oro, debes de ser generoso en la aplicación y eso en un envase tan pequeño y tan caro son palabras mayores. También podemos encontrar aceites coporales, como el Fragile de Jean Paul Gaultier, que contienen partículas de oro de 24 quilates para dar un mejor aspecto a nuestra piel (34 euros).
  • Diamante: el diamante se comenzó a usar en clínicas de belleza mediante la pulverización en micropartículas para la realización de exfoliaciones y peelings con gran resultado debido a la pureza y dureza del material. Es por ello que muchas marcas lanzan ahora productos dedicados a la exfoliación con el diamante como su ingrediente estrella. Es el caso del exfoliante Refining Facial de La Mer con partículas de diamante puro (95 euros) o Cellular Microdermoabrasion Cream de La Prairie (224 euros). También se han tenido en cuenta sus propiedades de dureza para la creación de esmaltes de uñas como el de Sally Hansen o Crisnail.

  • Otros: Piedras como el jade (un potente dermoabrasivo), zafiro, amatista, tourmalina, platino..también empiezan a utilizarse en la cosmética. MAC, sin ir más lejos, nos ofrece su lustreglass con cuarzo rosa y Sisley utiliza los efectos antioxidantes de la rodocrosita en su protector solar antiedad Sisleya (145 euros).

¿Merece la pena pagar estos precios por lucir estas "joyas" en nuestras caras?.

Vía | Mundobelleza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos