Compartir
Publicidad

Secretos para mantener la boca fresca

Secretos para mantener la boca fresca
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una imagen perfecta, una sonrisa de ensueño pero cuando las distancias cada vez son más cortas algo tan invisible (pero no para el olfato) como el mal aliento, puede estropear hasta el momento más maravilloso o incluso deslucir la belleza de una persona.

Muchas pueden ser las causas que provocan el mal aliento o halitosis. Muchas veces se debe a problemas orales aunque también su origen puede ser por transtornos digestivos como gastritis.

Sea cual sea el origen, para mantener una boca fresca y sana debemos conocer algunos secretos que nos ayudarán a mantenerla en buen estado.

Lo más importante es llevar una higiene adecuada, no sólo debemos conformarnos con un cepillado rápido y mal, al menos el cepillado se debe realizar tres veces al día y hay que realizarlo durante al menos tres minutos e insistir en los recobecos como por ejemplo en las muelas de juicio que comienzan a nacer.

Otro utensilio que no puede faltar en nuestra higiene bucal es el hilo dental, logra limpiar en las zonas más profundas retirando cualquier resto de comida que se inserte entre los dientes o bajo las encías porque sino esa comida a la larga producirá mal aliento.

Debemos examinar nuestras encías con frecuencia ya que en la gran mayoría de los casos el problema está en una inflamación de las encías produciendo un desagradable olor, así que si nos sangran o las notasmos hinchadas y doloridas debemos ponernos en manos de un especialista, en el caso de las encías se trata de un periodoncista.

No olvidarnos de limpiar la lengua, en esta se encuentran gran cantidad de bacterias produciento mal aliento así que en cada cepillado nos acordaremos de darle un repasito a nuestra lengua.

Los enjuagues con colutorios, los mejores para producir un mayor frescor son los de menta y clorofila a la vez que cuidan de nuestra boca. Siempre después del cepillado y nunca como sustituto.

Evitar ciertos alimentos
en abundancia, como puede ser el ajo, la cebolla, el alcohol… y de algunos hábitos como pude ser el tabaco, es uno de los mayores causantes del mal aliento. No olvidarse de beber abundante agua para mantener la boca fresca y evitar que esté pastosa.

Nuestros grandes aliados serán los chicles y los caramelos de menta pero piensa que estos no pondrán solución al problema sólo lo enmascararán así que si el problema es más profundo acude a tu médico.

Foto | Cobalt 123
En Arrebatadora | Elimina el mal aliento, Elimina el mal aliento después de comer ajo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos