Compartir
Publicidad
Publicidad

Pastillas efervescentes para manicura y pedicura Peggy Sage: sácales el máximo provecho

Pastillas efervescentes para manicura y pedicura Peggy Sage: sácales el máximo provecho
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que me dan más pereza cuando me hago la manicura o la pedicura es esperar a que la piel se ablande. ¡Tengo poca paciencia! Uno de mis trucos es utilizar una pastilla efervescente de Peggy Sage.

Las que veis en la foto son para los pies y existen las mismas para las manos, en color rosa. Son unas pastillas que hay que echar en el agua tibia o ligeramente caliente y que ayudan en la operación manicura o pedicura.

Peggy Sage es una marca francesa de cosmética y maquillaje profesional algo difícil de encontrar, sus puntos de venta son tiendas propias y en centros de belleza. Os voy a contar cómo sacar el máximo partido a estos galets o pastillas efervescentes.

Manicura-con-galet

La pastilla contiene aceites esenciales emolientes que suavizan y ablandan la cutícula para facilitar el gesto de eliminar las pieles. Si quieres, puedes utilizar una para ambas manos pero lo mejor es meter la mano dentro del recipiente junto a la pastilla (no me hago la manicura en un vaso pero mi recipiente no es transparente).

No hay que esperar a que acabe la efervescencia para meter la mano en el agua tibia: primero la mano y luego la pastilla para que se beneficie de la efervescencia. Así que mi consejo es que partas la pastilla en dos porque cuando acabes con la primera mano el agua ya estará fría.

Parte-la-pastilla-en-dos

Esperas a que se disuelva completamente, un ratito más y tendrás las cutículas a punto de caramelo para cortarlas con los alicates o las tijeritas. La suavidad que deja en la piel de los dedos es extrema, la sensación es de haber metido los dedos en crema de manos. Y además los deja ligeramente perfumados.

Galets-manicura

Con este producto, que se vende en cajas de 10 unidades por unos 10 euros, las cutículas se ablandan rápidamente. Es muy fácil realizar la manicura seguidamente y además las suaviza. El resultado que obtengo es siempre muy bueno. En la foto superior tenéis las de manicura (color rosa).

La diferencia con las azules para la pedicura es la propiedad refrescante y calmante que le añaden para los pies. Es baño de pies es un ritual del que nos olvidamos en invierno pero, en cuanto llegue el calor del verano, volveremos a hablar de él.

No utilizo los de pedicura para las manos pero sí las de las manos para los pies si quiero poner al día las cutículas de los pies. En ese caso es más fácil poner en el barreño ambos pies y la pastilla efervescente entera. Cortar las pieles que sobran en las cutículas de los pies suele ser más rápido. Pronto nos tendremos que poner a ello para lucir uñas y sandalias.

En Arrebatadora | Manicura: si no eres buena con las tijeritas, pásate a la lima de uñas, Automasaje en los pies con el rodillo de madera tras un día con tacones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos