Compartir
Publicidad
Publicidad

No te aburras en la playa

No te aburras en la playa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si perteneces al colectivo de los que se aburren en la playa, lo ves como una pérdida de tiempo y no aguantas estar todo el día en la tumbona, apúntate a ponerte en forma y ponerte morena a la vez. Matarás dos pájaros de un tiro.

  • Andar en la orilla. Dar un paseo por la arena estimula la circulación, es similar al mejor masaje de pies que te hayan dado nunca. Además si en vez de hacerlo en la arena lo haces dentro del agua a la altura de las pantorrillas, conseguirás aliviar (si las tienes) las varices y tonificar los músculos de las piernas.

  • Correr en el agua. Con el agua hasta la cintura intenta primero andar y luego correr, ayúdate con las manos para avanzar un poco. Aunque parezca que vas despacio, se eliminan muchas calorías y se mueven todos los músculos del cuerpo.

  • Pechos y brazos. Intenta debajo del agua aplaudir con los brazos ligeramente levantados y las palmas hasta el pecho, si no te cuesta, coge unas palas de playa o similar y ofrece resistencia al agua.

  • Vientre en forma. Te tienes que ir donde te cubra un poco, si no te sientes segura o crees que te cansarás con que el agua te llegue a los hombros bastará. Tienes que pedalear en el agua con los brazos apoyados en algo (flotador, tabla o manguito infantil) y contar al menos 40/50 pedaladas y descansar, repetir 3 veces.

Fuera del agua puedes jugar a la pelota, recoger conchas, escuchar música y leer, pero renuncia a estar aburrida y nunca olvides darte crema protectora antes de entrar en el agua, los rayos del sol rebotan en el agua y te quemaras más si no lo haces. Cuando acabes la sesión seguro que disfrutaras más el estar tumbada al sol, pero ten cuidado..... ¡¡No te duermas!!.

Más en Arrebatadora | La playa también sirve para pasear

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos