Compartir
Publicidad
Publicidad

No esperes al sol, autobroncea el cuerpo (Parte I)

No esperes al sol, autobroncea el cuerpo (Parte I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega la temporada de bodas, comuniones y más eventos en los que queremos lucir en general, un conjunto bonito. Para presumir de una espalda, un escote, unas piernas y un rostro moreno están los autobronceadores.

Un autobronceador es un gel, una espuma, un spray, ..., y muchos otros formatos que contienen un molécula que al entrar en contacto con la epidermis se produce una reacción química de oxidación. Así es como se tiñen las células de la piel de la cara y del cuerpo.

Para aplicar el autobronceador en el cuerpo:

  • Exfoliar bien todo el cuerpo, insistiendo muy bien en las zonas más secas, como son los codos y las rodillas. El objetivo de la exfoliación es eliminar las células muertas que son las causantes de los rodales que nos deja después el autobronceador. Antes de aplicarlo, la piel tiene que estar bien seca.
  • Autobroncea las partes del cuerpo que quieras, comenzando con movimientos circulares y siempre de abajo (desde los pies) hacia arriba. Si comenzasemos al revés, con la acción de doblar el cuerpo para poner autobronceador en las piernas, podrían quedar marcas en la barriga debido a que el producto aún no se ha secado. En los codos, en las rodillas y en los antebrazos no pongas mucho autobronceador ya que tienden a acumular crema y a dejar más oscuras estas zonas.

  • Lávate las manos con agua y jabón para que no se te queden tintadas.

  • Espera 1 hora, aproximadamente, hasta que el autobronceador esté seco, para vestirte.

Lo malo de los autobronceadores es el olor que dejan en la piel y los rodales que quedan cuando el autobronceador se está "cayendo". Si no quieres que se te caiga el autobronceador y tampoco dar lugar a que aparezcan los rodales debes repetir la aplicación del autobronceador una vez por semana. Y, ¿por qué salen los rodales? Los rodales salen debido a la regeneración de la piel. La piel tarda 28 días, aproximadamente, en regenerarse completamente. Si tenemos la piel bronceada y no seguimos aplicando autobronceador cada semana, las células nuevas que vayan naciendo, lo harán con el tono de piel normal, produciendo así los anti-estéticos rodales.

Un consejo: Para evitar dejar una zona si broncear, lo mejor es comprar un autobronceador con color, así sabrás si lo has repartido bien por todo. Y, si puedes aplicarte el autobronceador unos días antes de querer lucir el moreno, mejor, porque si ha quedado algún exceso o alguna manchita más oscura (alguna célula muerta que haya cogido más color) tienen tiempo para difuminarse y lucir un moreno natural y sin manchas.

En Arrebatadora | No esperes al sol, autobroncea la cara (Parte II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos