Compartir
Publicidad

Las manos, el jabón y la higiene

Las manos, el jabón y la higiene
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las manos, son algo más que una parte del cuerpo sensual y elegante. Aparte de que dicen mucho de una persona por llevar las uñas arregladas, limpias, sin durezas, con las cutículas recogidas y la piel hidratada, sin grietas y suaves, también dicen mucho de cualquier cosa que tocamos gracias al tacto. Pero de tanto utilizar las manos, éstas se ensucian y se llenan de gérmenes provocando la aparición de resfriados por tocarnos la nariz o la boca con las manos sin limpiar.

Hay que llevar un higiene muy estricta con la limpieza de las manos para no propagar gérmenes, bacterias y otros organismos que nos puedan afectar directamente. ¿Cómo lavarnos las manos? parece una cuestión muy sencilla y que todo el mundo tenemos superada, pero yo creo que es al contrario. La mayoría de las personas (incluyendome) nos lavamos mal las manos o no lo hacemos lo suficientemente bien.

Lavarnos las manos, va más allá de abrir el grifo, frotarte un poco con jabón y secarlas. Lo más recomendable para lavarlas bien es utilizar agua caliente, cosa que en invierno viene bien pero en verano da mucha pereza. La zona más "inaccesible" y que cuesta lavar más es la comprendida entre los dedos. Las uñas son un "criadero" de suciedad así que hay que procurar llevarlas lo más limpias posible y para ello hay que tener siempre a mano un cepillo de uñas. Con el cepillo y un poco de jabón en él, se frotan las uñas durante unos 15 segundos, enjuagando el cepillo posteriormente para que las bacterias no se reproduzcan en él.

Después de limpiar las uñas, hay que friccionar las manos durante unos 20 segundos tal y como se muestra en la imágen, haciendo mucho hincapié en los dedos, entre éstos y en el dorso de la mano.

como lavarse las manos

Está claro que debemos lavarnos las manos siempre que se pueda pero esta acción también tiene un inconveniente. Aunque el jabón de manos sea hidratante y con aceites, con un abuso excesivo de él, la piel se resiente y se seca. Para contrarrestar esto, se puede aplicar crema de manos dos o tres veces al día o bajar un poco la asiduidad con la que se lavan las manos.

Pero siempre recuerda lavarte las manos después de haber ido al baño, después de haber cambiado un pañal, después de toser o estornudar y evidentemente, después de tocar objetos que sabemos que están sucios.

Y no sólo debemos controlar la higiene de las manos por salud sino también por apariencia, como he dicho al principio "las manos dicen mucho de una persona". Así que, cuidalas igual que cuidarías otra parte muy importante de tu cuerpo.

Fotos | gostwick y secretlondon123 en Flickr En Arrebatadora | Manos En Mensencia | Piel y manos, Unas manos perfectas son tu mejor arma de seducción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio