Compartir
Publicidad
Publicidad

Haz frente a la primavera

Haz frente a la primavera
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Polen, polen... las flores, los árboles, la revolución hormonal, la primavera la sangre altera... sí, mitos y no mitos, pero nos afecta. Así que aquí os dejo unos pequeños consejos contra la fatiga y la famosa 'astenia primaveral'.

La sintomatología puede ser tanto de tipo físico como de orden psíquico: somnolencia, irritabilidad, bajo estado de ánimo, falta de apetito, disminución de la libido y cansancio. En ocasiones, se acompaña de pérdidas transitorias de memoria, dolor de cabeza, debilidad muscular e, incluso, tensión arterial baja. Sí, así de crudo. ¡No nos apetece hacer nada!

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria recomienda una serie de medidas para evitar los síntomas de una posible astenia primaveral: control de horarios, un poco de ejercicio, buen descanso, cuidar la dieta, aporte extra de vitaminas.

*Control de horarios: intenta realizar las principales comidas en los mismos horarios. Si cenas dos horas antes de irte a dormir, ya conseguirás que el sueño sea mejor y el estómago no esté trabajando para entonces.

*Ejercicio: si no practicas nada, anda. Es el mejor para empezar a hacer frente, y más ahora que el sol se pone tarde. Intenta alejarte de los ascensores si tu rutina diaria no te permite una tabla mayor. Son pequeños pasos, pero suficientes para empezar a tonificar el cuerpo. Por supuesto, aunque ya lo sabéis, nadar sigue siendo el más completo ejercicio.

*Dieta equilibrada: llega el buen tiempo y sólo nos apetecen frutas y ensaladas frescas. Bien, el cuerpo también está de primavera, por lo que una mayor hidratación es muy beneficiosa para el cuerpo. La pérdida de líquidos con la sudoración se complementa a la perfección con una botellita pequeña en el bolso o mochila.

*Vitaminas: en mi casa somos de jalea real. Llega la primavera, y una caja para todos. Ahora hay muchos complejos vitamínicos a tu disposición, por lo que te recomiendo que elijas el más natural. Además, no olvides que será tu médico quien mejor te aconseje.

Pero lo mejor de todo, lo mejor, es que cambies alguna rutina, salgas al sol, pasees y disfrutes con los amigos y pareja. Y... por qué no... ¡viajar!... eso, anima a cualquiera.

Vía | Terra Salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos