Compartir
Publicidad

El estilo de maquillaje de Marilyn Monroe

El estilo de maquillaje de Marilyn Monroe
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 6 de octubre, se publicó en España Fragmentos, un libro que compila muchos de los escritos personales de Marilyn Monroe, una actriz que me gusta mucho. Aprovechando esta ocasión, me gustaría revisar con vosotras su estilo, uno de los más reconocidos, famosos e imitados de todos los estilos de las estrellas.

Mundialmente conocida por sus roles de rubia tonta, los documentos publicados dejan en evidencia a una mujer nerviosa y culta, que se sentía permanentemente sola. Nada sorprendente en alguien que pasó por una infancia muy atormentada, en parte por la enfermedad mental de su madre y también por los abusos a los que fue sometida desde un poco antes de su adolescencia. Pero volvamos a nuestro tema, ¿vale?

La foto que veis en como imagen principal, es de una de sus últimas películas, The Prince and the Showgirl, y en ella podéis reconocer los elementos básicos del ‘estilo Marilyn’: pelo rubio y corto, un poco rizado, las cejas en ángulo, los labios rojos, el rostro y los ojos maquillados muy suaves.

Aunque el maquillaje de Marilyn es muy imitado, poco se sabe de los productos exactos que usaba. Usaba la marca Erno Laszlo y también crema Nivea, pero muchas otras marcas han sido mencionadas como sus favoritas. Aunque tenía un maquillador propio, Allan “Whitey” Snyder, que le acompañó desde su primera prueba en 1946 hasta su funeral menos de 20 años después, en 1962, ella mantenía en estricto secreto cosas como el labial exacto que usaba.

1953-marilyn_monroe_gentlemen_prefer_blondes_movie_trailer_screenshot_22.jpg

Entonces, lo que podemos hacer es usar las fotografías en color para intentar adivinar las claves de su estilo. Comencemos por el rostro, aunque hay muy poco que decir al respecto: una de las características de Marilyn es que su rostro siempre estaba maquillado en tonos muy naturales. Para ello, una rutina de limpieza, exfoliación, hidratación es imprescindible (no podréis decir que no os lo hemos dicho nunca, ¿eh?). Y sobre ello, correctores y una base de maquillaje para crear una piel en perfectas condiciones.

Para esculpir, Marilyn usaba colorete de un rosa muy suave sobre sus mejillas e iluminador en la parte superior del rostro, sobre el hueso de las mejillas, bajo los ojos, en medio de ellos y sobre los párpados. El resultado es un maquillaje muy natural, que destaca los ojos y afina el rostro.

En los ojos, primero y para ampliar la mirada, ella aplicaba una sombra de color claro sobre el párpado hasta la ceja. La sombra principal solía ser de un color no demasiado vistoso, como un gris o marrón suave, aplicado en el pliegue exterior del párpado.

1953-marilyn_monroe_gentlemen_prefer_blondes_movie_trailer_screenshot_16.jpg

A continuación viene el delineado: ella se delineaba párpado superior desde la esquina interior, alargándolo más allá del final del ojo, siempre hacia arriba para evitar dar a los ojos un aspecto cansado. Para el párpado inferior, el truco está en delinear con una línea muy fina, desde el comienzo del iris, siguiendo de cerca la línea de las pestañas, lo que las hará ver mucho más tupidas. Los delineados superior e inferior no deben tocarse en la esquina exterior del ojo, sino que debe quedar un pequeño espacio limpio entre ellos, que ayudará a que los ojos se vean más grandes. Y el toque final lo daban las infaltables pestañas postizas y una buena máscara de pestañas.

Para el final queda lo más distintivo de la actriz, sus labios rojos. En primer lugar delineaba sus labios con un delineado un poco más oscuro que el color del labial (como puede verse en esta foto). El color final de los labios lo obtenía a partir de mezclas de barras de labios, por lo menos 3 diferentes, que colocaba en distintas zonas para crear la ilusión de que sus labios eran más voluptuosos: los más claros en el centro y los más oscuros en los extremos. Encima de todo, aplicaba generosamente gloss, para aumentar aún más el volumen. Se dice que ella usaba una mezcla especial de su propia invención, que no contaba a nadie.

La verdadera maravilla de este estilo de maquillaje es que es adecuado para cualquiera de nosotras, adaptando sus colores a los tonos de nuestra piel y nuestros gustos, claro. Todo lo que se necesita para un maquillaje tan arrebatador es conocer nuestros puntos fuertes en el espejo y con mucha práctica, destacar lo bonito de nuestro rostro. ¿No os parece genial poder aprender de una actriz tan arrebatadora? A mí me encanta.

Vía | El País
Imagen | Wikimedia Commons
Más información | Marilyn’s Make-up Secrets: Take Two!
En Blog de Cine | Marilyn Monroe, ni un pelo de tonta
En Poprosa | Especial Famosas a lo Marilyn Monroe
En Papel en blanco | Marilyn Monroe también tenía inquietudes literarias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos