Compartir
Publicidad

Diademas: con fuerza y llenas de colores

Diademas: con fuerza y llenas de colores
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevan un tiempo instaladas entre nosotras, y en Arrebatadora no las habíamos tratado como se merecen. Durante años, nosotras, vosotras, las usábamos cuando éramos niñas; de mayores, para lavarnos la cara. Pero... ¿qué ha ocurrido ahora? Pues que las diademas están en la calle, en múltiples formas, colores, texturas, hastas novias hay con diademas de lujo.

Recordaréis las de plástico de toda la vida, esas anchas, con dientes, que se clavaban destrás de las orejas. Ahora se han estilizado, se han cubierto de brillantes, de telas, de stras, de borlas, de adornos... incluso puedes hacértelas tú misma con trozos de tela y combinarlos con la ropa. El fieltro, es realmente útil.

Pero sin duda, las que consiguieron sacar a la calle la diadema de lavarnos la cara, fueron las de doble tira, todo un boom que no cesa y que ha abierto el abanico de colores. Incluso su función recoge-pelo ha quedado relegada para usarse incluso con coletas.

Las noches de gala también han recibido la llegada de la diadema. Negras, para moños, altas en coletas... podéis innovar casi como queráis. Son un complemento más a tener en cuenta más que un utensilio para el cabello.

Y las novias, como no podía ser de otra manera, tienen diademas especiales. Desde tiaras espectaculares de cuento, a una cinta blanca sencilla de raso. Pero con diadema: pelo suelto, pelo corto, pelo recogido...

Y a ti, ¿cómo te gustan las diademas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos