Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuidar el escote es más fácil en verano: aprovéchalo

Cuidar el escote es más fácil en verano: aprovéchalo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

En verano, no paramos de hablar del escote (lo mismo con los anticelulíticos) porque está ahí, más visible que en todo el año.

Seguro que si hiciéramos una encuesta, ganaría la opción: cuido mi escote pero más en verano. En épocas de frío no le prestamos tanta atención y además da más pereza realizar la rutina diaria de limpieza + tratamientos faciales con el escote a la vista.

En verano, andamos mucho más ligeras de ropa y es más fácil de acordarse y de aplicar crema o serum: aprovecha la estación del calor y llévate contigo la crema del escote o cualquier muestra antiarrugas, reafirmante o simplemente hidratante en el bolso.

Un tubo mas en el bolso ya no importa

Parece una tontería pero es de lo más eficaz. Estás en un restaurante, vas al baño a lavarte las manos y ves tu escote en el espejo: ¡horror!. En un par de segundos le aplicas esa crema que está en el bolso (y que en casa no te acuerdas de aplicar) y … ¡zas! tu escote ya ha recibido una ración diaria de alimento.

Luego por la tarde vas a refrescarte al baño de la oficina (ufff ya falta poco para acabar la jornada laboral). Oh oh, eso es mi escote y lo voy a mimar con un poco más de cremita. Segunda ración de tratamiento.

Se acabó el trabajo, te vas de compras y entras en el probador a probarte esa prenda tan fantástica que te mereces comprar. No voy a repetirte el cuento porque ya lo has pillado de sobras: cualquier momento fuera de casa es bueno para darle de comer a tu escote: a final de verano estarás orgullosa de él.

Foto | Selamina
En Arrebatadora | Rostro, cuello escote y nuca: no te olvides de ninguno de ellos , Canalillo bajo control y sin sudor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos