Compartir
Publicidad

Cómo usar el famoso huevo maquillador Beauty Blender

Cómo usar el famoso huevo maquillador Beauty Blender
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que levante la mano quien haya visto este huevo rosa y no se haya preguntado cómo narices se usa para maquillarnos. Es lo que piensa todo el mundo la primera vez que lo ve, pero su funcionamiento es sencillísimo, y los efectos bastante buenos. Ha llegado a mis manos por medio de un regalo y llevo unos días probándolo.

La amiga que me lo ha regalado está encantada con él y ante mi reticencia me lo trajo un día a casa, para que lo probara y luego decidiera. Tengo que decir que aunque sigo prefiriendo los pinceles de toda la vida (y sobre todo después del tiempo que me ha llevado construir mi colección) el famoso “huevo” me ha gustado bastante.

Se trata de una especie de pelota de látex, con forma de huevo y color fundamentalmente rosa (también lo hay de otros colores). Para usarlo tenéis que mojarlo primero, y lo ideal es meterlo en un bol con agua sin miedo. El huevo flotará pero irá absorbiendo agua poco a poco, hasta quedarse, tras unos dos minutos, perfecto para usarlo.

bb-y-gel

Lo sacáis y lo escurrís bien con una mano y ya está preparado: si usáis base fluida echaros un poco en el dorso de la mano e impregnar el huevo con toquecitos. También con toquecitos se va aplicando sobre la cara y deja un acabado yo diría que más luminoso y sutil que la brocha mofeta.

Se puede usar también con polvos de todo tipo: sueltos, compactos, colorete...Yo sólo lo he usado con los sueltos matificantes y con el colorete, y se aplica de la misma manera. Se toma el producto con toques pequeños y se aplica con los mismos toques, suavemente.

El látex permite una suavidad tremenda al aplicarlo, aunque al principio os resultará rara la sensación. Para pasar de un producto a otro se lava bajo el grifo para que se le vayan las manchas de maquillaje que tenga, se escurre bien y se puede usar inmediatamente. Lo que más me ha gustado ha sido el pico del huevo, que es ideal para aplicar el antiojeras y los correctores de colores.

Además permite deshacer errores en el maquillaje de los ojos, polvos que quedan fuera del párpado o incluso manchas del rimmel en la ojera. En definitiva, me atrevo a recomendároslo, aunque el precio es elevado para lo que realmente es, que es una esponjita de látex: unos 17 euros. Y no compréis el gel que viene en el pack por el que cobran 39, se puede lavar perfectamente con jabón suave.

Más información | Beauty Blender

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos