Compartir
Publicidad

Cómo usar bien la seda dental

Cómo usar bien la seda dental
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tener los dientes sanos y bonitos forma parte también del cometido de Arrebatadora de poneros guapos y guapas, así que hoy vamos a hablar de la seda dental, un instrumento muy eficaz en el cuidado de la boca. La seda dental permite cuidar vuestras encías, que son el soporte de los dientes y, además, los últimos estudios parecen demostrar que tener las encías sanas puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.

Por ello hoy os vamos a dejar unos cuantos consejos sobre cómo utilizar bien la seda dental:

  • Hay que pasar la seda todos los días. Una vez al día es suficiente, por lo que se puede hacer con el cepillado de la noche. Tampoco está mal tener un paquetito de seda dental en el bolso por si se necesita a lo largo del día.

  • Engancha la seda en tus dos dedos índices de manera que quede tirante. Insértala entre los dientes y frótala contra los dos lados del diente (derecha e izquierda). Recuerda que hay que hacerlo de forma muy suave para no dañar la encía.

  • Hay que usar un tramo nuevo y limpio de seda para cada diente.

  • Se suele olvidar pasar la seda por la parte posterior del último molar que se tenga en la boca, y es muy importante porque, debido a su situación, es proclive a acumular restos de comida.

  • Por último recordar que hay seda dental con aroma a menta, que deja un cierto frescor en la boca después de pasarla.

Y ahora a sonreír.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos