Compartir
Publicidad
Publicidad

Belleza de los dientes y la sonrisa: qué es y para qué sirve un cepillo dental iónico

Belleza de los dientes y la sonrisa: qué es y para qué sirve un cepillo dental iónico
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si os digo cepillo iónico seguramente pensaréis en un cepillo para el pelo. Y existen pero del que os voy a hablar hoy es del cepillo iónico dental. Mantener los dientes limpios es una cuestión de higiene y de belleza a la vez. Cuando sonríes se ven y dicen mucho de ti.

Este tipo de cepillos lavan los dientes de una forma distinta a la tradicional con pasta de dientes y fricción. Tienen una acción iónica sobre la polaridad de la placa y dientes. El dicho de que los polos opuestos se atraen es en realidad una afirmación científica (que nosotras lo apliquemos a las parejas que son tan distintas es otra historia).

El punto fuerte del cepillo dental iónico es su poder de reducir la placa dental con un 48% más de efectividad que los cepillos manuales o eléctricos. Las personas propensas a formar placa dental deben ir a menudo al higienista dental para no tener problemas con las encías.

Pero además, si la placa es visible, queda muy feo en tu sonrisa. Da lo mismo que te laves los dientes una o tres veces al día y que estén como los chorros del oro: si se ve la placa dental entre los dientes es antiestético. Bien, resulta que los dientes tienen polaridad negativa y la placa dental positiva, ahí es donde el cepillo iónico puede ayudar.

Para que lo entendáis, funcionan como un imán: el polo + y el polo – se atraen. Tan fácil como que el cepillo iónico lleva carga negativa y atrae a la placa dental, hace que los dientes inviertan su polaridad de – a + y la placa dental ya no siente la atracción natural por los dientes. Siguiendo el ejemplo del imán, ayuda a que la placa se despegue de los dientes, como cuando un imán deja de “funcionar”.

toothbrush

Del mismo modo ayuda a repeler los elementos que producen manchas en el esmalte dental, el resultado puede ser dientes más blancos, algo con lo que la mayoría soñamos.

Os preguntaréis si hay que utilizarlo de alguna forma especial. Así es aunque se utiliza como un cepillo de dientes normal, con pasta de dientes y accionando sobre los dientes con una presión suave. La diferencia es que es necesario tener la mano húmeda o el dedo como mínimo.

Tiene una batería en el mango y la pieza clave es metálica. La véis en la foto superior como “ionic contact”, la placa cuadrada remarcada con un halo de luz. Se pondrá en marcha así la acción

Vía | marbarcare.com, Ionic Toothbrush
En Trendecias Belleza | Carillas para embellecer los dientes, Los cepillos interdentales que no falten en tu higiene diaria

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos